Gobierno de España prohíbe a manifestantes rezo público del Rosario

Un inspector jefe de la Policía Nacional y unos 20 agentes impidieron el rezo del Rosario en un lugar público cercano a la sede socialista, donde se suceden las protestas contra el Ejecutivo. El responsable de la convocatoria, José Andrés Calderón, denunció que las actuaciones de la policía suponen «una persecución a una España que ora pacíficamente».

Gobierno de España prohíbe a manifestantes

La Delegación del Gobierno de España en Madrid prohibió a manifestantes rezar el Rosario en un lugar público, en la tarde del lunes 27 de noviembre. Desde el 3 de noviembre pasado, centenares de españoles se manifestaron de manera ininterrumpida cada tarde en las inmediaciones de la sede del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en protesta por los acuerdos alcanzados por Pedro Sánchez para formar gobierno.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Un inspector jefe de la Policía Nacional y unos 20 agentes impidieron el rezo del Rosario en un lugar público cercano a la sede socialista, donde se suceden las protestas contra el Ejecutivo, dado que los pactos de Sánchez involucran a la coalición comunista Sumar, partidos nacionalistas, incluidos los herederos políticos de la banda terrorista ETA y los responsables del intento de golpe de Estado secesionista en Cataluña perpetrado en octubre de 2017. Con algunos de sus responsables, prófugos de la justicia, el PSOE acordó aprobar una ley de amnistía.

El responsable de la convocatoria, José Andrés Calderón, denunció que las actuaciones de la policía suponen «una persecución a una España que ora pacíficamente». El rezo público se realiza desde el 12 de noviembre a las 19.30 en las escalinatas del templo dedicado al Inmaculado Corazón de María situado en la misma calle Ferraz de la capital, a unos 40 metros de la sede nacional del PSOE. La Delegación del Gobierno decidió que «no se celebre la concentración» que tiene por objetivo rezar por la nación, tras sostener que no estaba comunicada según la ley. Además, precisó que impedirá las convocatorias del 28, 29 y 30 de noviembre.

Calderón explicó que se había comunicado la concentración por la vía de urgencia el sábado pasado, pero que hasta 10 minutos antes del momento de comenzar el Rosario, no había tenido comunicación formal. Los ciudadanos deben comunicar cualquier convocatoria en la que se prevea la asistencia de más de 20 personas con 10 días de antelación, salvo que se considere de urgencia. Al llegar al lugar, Calderón se encontró con la presencia de varias furgonetas de la Policía Nacional en las que se desplazan las Unidades de Intervención Policial (UIP). Al final, la mayoría de los convocados se desplazaron hasta una calle cercana. Según testigos, algunas personas permanecieron en el lugar para protestar por la medida y la Policía procedió a detener al menos a una mujer sexagenaria.

Puede interesarle: Obispos españoles se pronuncian contra la ley anticonstitucional de amnistía

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre