Francisco: «¡Qué bueno es alabar a Dios todos los días!»

El Papa destacó las cualidades que llevaron a María «a lo más alto» del Cielo, en el rezo del Ángelus frente a los fieles y peregrinos en la Plaza de San Pedro, en la solemnidad de la Asunción de la Virgen María. «¡Alabanza, alabanza! Y esto es salud espiritual», enfatizó el Pontífice.

Francisco: «¡Qué bueno es alabar a Dios
Foto: Vatican News.

Francisco precisó «¡qué bueno es alabar a Dios todos los días!», en el rezo del Ángelus frente a los fieles y peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro, en la solemnidad de la Asunción de la Virgen María, el martes 15 de agosto. El Papa destacó las cualidades que llevaron a María «a lo más alto» del Cielo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Cuando nos abajamos —humillamos— para servir a nuestros hermanos es cuando nos elevamos. Es el amor lo que eleva la vida, servimos a los hermanos y con este servicio vamos hacia arriba», afirmó, al sostener que «no es fácil», como tampoco para María «que acababa de concebir y recorre casi 150 kilómetros para llegar a casa de Isabel». «Ayudar nos cuesta a todos. Experimentamos el esfuerzo, la paciencia y las preocupaciones que conlleva cuidar de los demás», aseguró.

El Papa exhortó a que «pensemos en los kilómetros que muchos recorren cada día para trabajar a favor de los demás, en los sacrificios de tiempo y sueño para cuidar un recién nacido o un anciano o en servir a quienes no tienen». Sin embargo, reiteró que el servicio sin alabanza a Dios «corre el riesgo de ser estéril». «Quien ama a Dios conoce la alabanza y el Evangelio de hoy muestra una cascada de alabanza», ratificó.

Habló del salto de alegría en el seno de Isabel, la primera bienaventuranza o el Magníficat de María, en quien «culmina la alabanza». «¡Qué bueno es alabar a Dios todos los días, y a los demás también! ¡Qué bueno es vivir con gratitud y bendición en lugar de pesares y quejas, mirar hacia arriba en lugar de mantener una cara larga! Quejas: hay gente que se queja todos los días. Pero mira que Dios está cerca de ti, mira que te creó… ¡Alabanza, alabanza! Y esto es salud espiritual», enfatizó el Pontífice.

Puede interesarle: Francisco: «Merece la pena invertirlo todo en Cristo».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre