Por Fray Tuk. «DEBÍA SER CONDENADO A MUERTE»

Mateo 16, 21-27

Desde aquel día, Jesús comenzó a anunciar a sus discípulos que debía ir a Jerusalén, y sufrir mucho de parte de los ancianos, de los sumos sacerdotes y de los escribas; que debía ser condenado a muerte y resucitar al tercer día. Pedro lo llevó aparte y comenzó a reprenderlo, diciendo: «Dios no lo permita, Señor, eso no sucederá». Pero él, dándose vuelta, dijo a Pedro: «¡Retírate, ve detrás de mí, Satanás! Tú eres para mí un obstáculo, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres».

Entonces Jesús dijo a sus discípulos: «El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque él que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida? Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, y entonces pagará a cada uno de acuerdo con sus obras».

SAN HILARIO DE POITIERSComentario al Evangelio de Mateo 16, 10.

DEBÍA SER CONDENADO A MUERTE.

«[Pedro] llega a maldecir la pasión hasta el punto de decir Dios no lo permita, palabra que encierra la maldición de cosas detestables. Pero conociendo el Señor el arte instigador del diablo dice a Pedro: Ve detrás de mí, es decir, que siga el ejemplo de su pasión. Y volviéndose a aquel que sugería este pensamiento, añadió: ¡Satanás! Tú eres para mí un obstáculo. Pues no convine pensar que el nombre de Satanás y la ofensa del escándalo sean atribuidos a Pedro, después de tantos anuncios de la bienaventuranza y el poder como le han sido conferidos. Pero porque toda incredulidad es obra del diablo, ofendido por la respuesta de Pedro, maldice con el deshonor del nombre al autor de esta incredulidad».

@fraytuk

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre