‘INFORME DE LIBERTAD RELIGIOSA EN EL MUNDO 2021’: COSTA DE MARFIL.

Por Jennifer Almendras.

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

El ‘Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2021’ (ILR) precisó que Costa de Marfil «alberga unos 70 grupos étnicos diferentes». «La adscripción religiosa se distribuye entre las religiones tradicionales africanas, que siguen teniendo muchos fieles, el islam y el cristianismo. El islam conforma la vida de gran parte de la población que vive o es originaria del norte del país, así como la de numerosos inmigrantes procedentes de los países vecinos. La organización que agrupa a los musulmanes costamarfileños es el Consejo Nacional Islámico de Costa de Marfil. La mayor parte de los cristianos viven en el sur. Las sedes de las arquidiócesis católicas son Abiyán, Bouaké, Gagnoa y Korhogo», sostuvo el informe.

«El país ha sufrido en su pasado más reciente cruentas luchas por el poder, siendo la peor de ellas la prolongada guerra civil que se libró entre 2002 y 2007. Las consecuencias del conflicto —desplazamiento forzoso y violencia— siguen visibles en el período estudiado en este informe. A pesar de la diversidad étnica y religiosa del país, cristianos y musulmanes siempre han convivido en paz», indicó.

El ILR explicó que «el 8 de noviembre de 2016 entró en vigor una nueva Constitución». «La libertad religiosa es una de las libertades civiles consagradas en el artículo 4. La Constitución prohíbe la fundación de partidos políticos ‘basados en criterios regionales, religiosos, tribales, étnicos o raciales’ (artículo 25). Durante el período estudiado en el presente informe, el Gobierno costamarfileño ha seguido subvencionando las peregrinaciones de los musulmanes a La Meca y las de los cristianos a Lourdes —Francia— e Israel», afirmó.

Incidentes y evolución

El informe sostuvo que «las autoridades católicas costamarfileñas han llamado la atención sobre una serie de actos de violencia anticatólica». «En julio de 2019 fue decapitada una imagen de la Virgen María en Grand-Yapo. Otro incidente similar se produjo un mes después en una ermita de Abiyán. En Abiyán, en la iglesia católica de Santa Cecilia, mataron a puñaladas a la secretaria del párroco, Faustine Brou, cuando se encontraba en su oficina. Ningún grupo ni organización ha reivindicado la agresión, pero han arrestado a los presuntos asesinos y se sigue investigando el caso», enfatizó, tras indicar que «aún no está claro si se trató de un asesinato por encargo o el motivo fue religioso, aunque tras el incidente las autoridades católicas y gubernamentales incrementaron la seguridad de las parroquias».

«El 4 de julio de 2018, las autoridades de Abiyán arrestaron a un predicador musulmán, Aguib Touré, por dos vídeos que había publicado en internet. En uno de ellos exhortaba a los musulmanes a que no matricularan a sus hijos en colegios cristianos. Las actividades religiosas se reanudaron el 17 de mayo de 2020, tras los dos meses de confinamiento impuesto para contener el virus de la COVID-19», aseguró.

Futuro de la libertad religiosa

«Las buenas relaciones que tradicionalmente se mantienen deberían garantizar que las distintas comunidades religiosas de Costa de Marfil sigan conviviendo cordialmente en un futuro próximo. Sin embargo, el país sigue bajo la amenaza de grupos yihadistas que están incrementando su actividad en toda la zona del África occidental, tal y como puso en evidencia el atentado de junio de 2020. También están aumentando las tensiones políticas ante las elecciones presidenciales que se celebrarán el 31 de octubre de 2020, especialmente desde la muerte del primer ministro Amadou Gon Coulibaly el 8 de julio de 2020. A este respecto, los obispos costamarfileños publicaron unas declaraciones señalando la necesidad de justicia, paz y reconciliación en el país», precisó el ILR.

‘INFORME DE LIBERTAD RELIGIOSA EN EL MUNDO 2021’: COSTA DE MARFIL.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre