Corte de Apelaciones en Estados Unidos dictaminó que colegio católico puede negarse a renovar a empleado que contrajo gaymonio

La Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito de Estados Unidos dictaminó por unanimidad que Roncalli High School y la arquidiócesis de Indianápolis pueden negarse a renovar el contrato de Michelle Fitzgerald. «Las escuelas religiosas existen para transmitir la fe a la próxima generación y, para hacerlo, necesitan la libertad de elegir líderes que estén totalmente comprometidos con su misión religiosa», afirmó un abogado de Becket Law, grupo legal especializado en casos de libertad religiosa que representa a la escuela y la jurisdicción eclesiástica.

Corte de Apelaciones en Estados Unidos
Foto: Facebook Roncalli High School.

3 jueces de la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito de Estados Unidos dictaminó recientemente por unanimidad que un colegio secundario católico en Indiana puede negarse a renovar a un empleado que contrajo gaymonio, tras violar los estándares de influencia religiosa de la escuela para los contratados. Los magistrados del tribunal federal indicaron que Roncalli High School y la arquidiócesis de Indianápolis pueden negarse legalmente a renovar el contrato de Michelle Fitzgerald, dado que estaba en una unión entre personas del mismo sexo. La jueza de circuito Amy J. St. Eve, que redactó la opinión del panel, indicó que la escuela estaba protegida por la excepción ministerial, dado que debido a que Fitzgerald cumplía deberes religiosos, podía ser despedida por motivos religiosos.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Nuestro precedente deja en claro que Fitzgerald fue ministro en Roncalli y que la excepción ministerial prohíbe esta demanda. Sigue siendo necesaria una investigación de hechos específicos en los casos en que la excepción ministerial se afirma como una defensa para equilibrar la aplicación de nuestras leyes contra las protecciones de nuestra Constitución», explicó St. Eve. Becket Law, un grupo legal especializado en casos de libertad religiosa que representa a la escuela y la jurisdicción eclesiástica, destacó el dictamen. «Las escuelas religiosas existen para transmitir la fe a la próxima generación y, para hacerlo, necesitan la libertad de elegir líderes que estén totalmente comprometidos con su misión religiosa», afirmó el abogado de Becket, Joseph Davis, en un comunicado publicado el 13 de julio pasado.

«El precedente sigue acumulándose: las escuelas católicas pueden pedir a los maestros y administradores de las escuelas católicas que apoyen plenamente la enseñanza católica», destacó Davis. El contrato de un año de Fitzgerald como consejera vocacional no se renovó en 2018 debido a que la escuela se enteró de la situación. La codirectora de Orientación, Lynn Starkey, casi en paralelo, precisó a los funcionarios de la escuela que ella también estaba en una relación con una persona del mismo sexo, lo que la llevó a terminar su empleo. Starkey y Fitzgerald presentaron demandas por separado contra la institución católica. En septiembre pasado, el juez Richard Young del Tribunal de Distrito de Estados Unidos del Sur de Indiana falló a favor de la arquidiócesis y Roncalli y en contra de Fitzgerald, al citar la excepción ministerial.

Young ratificó que «Roncalli confió a Fitzgerald que enseñara la fe católica y llevara a cabo la misión religiosa de Roncalli». «El contrato de trabajo de Fitzgerald y la descripción de Roncalli de los deberes esperados de Fitzgerald son, por sí solos, suficientes para resolver este caso», enfatizó. Un panel de 3 jueces del Séptimo Circuito falló en contra de Starkey en julio de 2022, y Michael Brennan, designado por Donald Trump, fue el autor de la opinión unánime y citó la excepción ministerial. «Starkey fue identificada como una ‘ministra de la fe’ en la descripción de su trabajo y fue empleada bajo un ‘Contrato ministerial’ a partir del año escolar 2017-18. Durante más de 30 años, los contratos de trabajo de Roncalli incluían una cláusula moral, y toda la evidencia muestra que la escuela consideraba a Starkey una ministra y le confiaba deberes religiosos», afirmó Brennan.

Puede interesarle: Corte Suprema de Estados Unidos respalda libertad religiosa de diseñadora cristiana.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre