Cardenal Zen: «El Vaticano ha tomado una decisión imprudente»

El obispo emérito de Hong Kong, Joseph Zen, de 90 años, presidió una Misa y rezó por los católicos en China continental que enfrentan persecución a causa de su fe, tras comparecer ante el tribunal en Hong Kong, donde se declaró inocente de la acusación de no registrar ante la policía un fondo de ayuda humanitaria.

El cardenal y obispo emérito de Hong Kong, Joseph Zen, de 90 años, afirmó que «el Vaticano ha tomado una decisión imprudente» al firmar un acuerdo provisional con el gobierno del Partido Comunista Chino (PCCh), de acuerdo a la agencia AFP. El purpurado presidió una Misa y rezó por los católicos en China continental que enfrentan persecución a causa de su fe, tras comparecer ante el tribunal en Hong Kong, donde se declaró inocente de la acusación de no registrar ante la policía un fondo de ayuda humanitaria, destinado a activistas a favor de la democracia que enfrentan procesos legales.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Existe la urgencia de unificar a los que están arriba y los que están bajo tierra, pero parece que el tiempo aún no ha llegado. El Vaticano puede haber actuado de buena fe, pero ha tomado una decisión imprudente», explicó el cardenal Zen, al referirse al acuerdo China-Santa Sede, el martes 24 de mayo, fecha en que se celebró el Día Mundial de Oración por la Iglesia en China y la fiesta de María Auxiliadora. Además, reiteró en su homilía que «el martirio es normal en nuestra Iglesia». «Es posible que no tengamos que hacer eso, pero es posible que tengamos que soportar algo de dolor y fortalecernos para nuestra lealtad a nuestra fe», precisó.

El purpurado, si bien no habló sobre su caso legal, destacó cómo los católicos en algunas partes de China no pueden asistir a Misa en este momento, puesto que las autoridades de Shanghai y Pekín emitieron las restricciones de COVID-19 más estrictas del mundo en estos meses, al impedir que las personas abandonen sus departamentos por cualquier motivo, incluido el culto religioso. Además, los católicos menores de 18 años no pueden asistir legalmente a Misa pública en China continental, y las autoridades locales tomaron medidas enérgicas contra la comunidad católica clandestina de China en los últimos años.

Puede interesarle: Liberan bajo fianza al cardenal Zen

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre