Cardenal Poli: «San José fue un varón justo, fiel, colmado de virtudes»

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, reflexionó que san José «vivió con alegría la voluntad divina de ser el padre virginal del Mesías», tras recordar la recomendación de este año del Papa Francisco para que «sigamos el ejemplo de José, quien a las sombras, humilde en su carpintería, poniéndose al hombro la vida de Jesús, nos enseña a vivir con la fe de los pequeños».

Cardenal Poli: «San José
Foto: Facebook Parroquia Inmaculada Concepción.

El cardenal y arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, destacó que san José «fue un varón justo, fiel, colmado de virtudes y bondad inagotable», al presidir una Misa en la parroquia Inmaculada Concepción de la ciudad de Buenos Aires. El purpurado bendijo allí el nuevo altar central y colocó bajo su piedra 2 reliquias de primer grado, una del santo Cura Brochero y otra de la beata Mama Antula, el domingo 5 de diciembre. Ambas reliquias, fragmentos de huesos, fueron colocadas por Poli con tierra proveniente de Tierra Santa.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El purpurado recordó la recomendación de este año del Papa Francisco para que «sigamos el ejemplo de José, quien a las sombras, humilde en su carpintería, poniéndose al hombro la vida de Jesús, nos enseña a vivir con la fe de los pequeños, a no perder esperanzas y ver posibilidades donde otros ven fracasos». El cardenal Poli aseguró que san José «admiró la pureza de María, la amó mucho, fue un varón justo, fiel, colmado de virtudes y bondad inagotable», que «vivió con alegría la voluntad divina de ser el padre virginal del Mesías».

Poli, al referirse a este tiempo litúrgico, alertó que «sin conversión no hay preparación para el Adviento», tras reflexionar que es por ello que Juan el Bautista nos dice «convertite». Destacó que Juan el Bautista «preparó el camino del Señor y celebró un bautismo de conversión, el camino de conversión al que estamos convocados: preparar nuestro corazón para la venida del Señor». Enfatizó que lo más importante es que recibamos a Jesús y que Él nos encuentre buenos y orantes. «Pese a su popularidad y a sus muchos seguidores, Juan disminuyó para que Cristo crezca. Entonces, disminuyamos para que Cristo crezca más que nosotros, en nosotros», sostuvo.

Puede interesarle: Cardenal Poli: «¡San José, cuidanos como cuidaste a Jesús!»

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre