‘INFORME DE LIBERTAD RELIGIOSA EN EL MUNDO 2021’: AZERBAIYÁN.

Por Jennifer Almendras.

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

El ‘Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2021’ (ILR) indicó que «aunque la Constitución de Azerbaiyán reconoce el derecho de los individuos a la ‘libertad de conciencia y religión’ —artículo 48, 1—, la ley sobre creencias religiosas de 2009 ha impuesto restricciones a la práctica religiosa libre, exigiendo que las organizaciones se registren en el Comité Estatal para el Trabajo con Comunidades Religiosas».

«El Estado mantiene un férreo control sobre los musulmanes y solo tienen derecho a existir las comunidades que pertenecen a la Dirección Islámica del Cáucaso, que se dedica a la supervisión de sus actividades. La ley contra el extremismo religioso adoptada en diciembre de 2015 otorgaba poderes ilimitados a las autoridades para luchar contra el radicalismo; sin embargo, la vaguedad con la que se define la actividad extremista no proporciona las garantías adecuadas contra la aplicación desmedida y arbitraria de la ley», precisó.

Incidentes y acontecimientos

Afirmó que «el Gobierno ha apoyado una serie de iniciativas y actos para fomentar el diálogo interreligioso, entre ellas la Segunda Cumbre Mundial de Líderes Religiosos en Bakú en noviembre de 2019». «El Fondo de Reserva Presidencial financia todos los años a una serie de grupos religiosos, a saber: la Dirección Islámica del Cáucaso, las Iglesias ortodoxa y católica y varias comunidades judías y udíes. Las relaciones con la Iglesia católica son buenas, tal y como se dijo durante la visita realizada por el presidente Ilham Aliyev al Vaticano en febrero de 2020. Otros grupos religiosos que se consideran tradicionales, como los judíos, los cristianos ortodoxos y los grupos islámicos vinculados con la Dirección Islámica del Cáucaso, también operan en un ambiente de respeto y tolerancia religiosos», enfatizó el informe.

Indicó que «a finales de 2019, el Comité había registrado 34 comunidades —31 islámicas y 3 cristianas—de un total de 941, de las cuales 35 no eran islámicas». «A pesar de estos importantes avances, la práctica religiosa libre sigue enfrentándose a una serie de obstáculos. Ilya Zenchenko, líder de la Unión Baptista de Azerbaiyán, declaró que en el único incidente registrado que había afectado a los baptistas en 2019 se vio involucrado un matrimonio, Safqan y Gulnar Mammadov. En febrero de 2019, su hijo llevó al colegio unos folletos cristianos que había en casa y los repartió entre algunos de sus compañeros. La policía interrogó a la madre, Gulnar, durante 6 horas y se incautó de unos 100 libros y folletos cristianos no autorizados que el matrimonio tenía en casa. El 16 de abril de 2019, los padres fueron condenados a pagar una multa de 1500 manats —900 $—, el equivalente al salario de 3 meses», aseguró, tras recordar que también «en Sheki, en diciembre de 2018, 3 protestantes —Samir Ismayilov, Ismat Azizov y Jalil Rahimli— fueron condenados a pagar sendas multas de 1500 manats —900 $— por reunirse para estudiar la Biblia».

«Rahim Ajundov, miembro del personal del Parlamento azerbaiyano, denunció que en diciembre de 2018, por orden de la policía secreta, se le había despedido del Departamento de Relaciones Internacionales tras veinte años de servicio solo por ser cristiano. A lo largo del tiempo, el miedo al extremismo ha llevado a numerosos arrestos y condenas por sospechas de terrorismo. Actualmente siguen en la cárcel 45 activistas religiosos, en su mayoría miembros del Movimiento de Unidad Musulmana, que fueron encontrados culpables de delitos controvertidos y a los que condenaron a penas de prisión de hasta 20 años», explicó.

Nagorno Karabaj

Al referirse al conflicto, afirmó que durante este «los principales objetivos han sido los lugares que simbolizan la herencia cultural y religiosa, destacando entre ellos la catedral de Shusha, un importante monumento histórico y religioso atacado con fuego de artillería en 2 ocasiones». «Construida entre 1868 y 1887, esta catedral dedicada a San Salvador fue reconstruida en la década de 1990 después de que en la primera guerra de Nagorno Karabaj se convirtiera en un símbolo del renacimiento de la comunidad armenia. El arzobispo armenio Pargev Martirosyan acusó a los azeríes, que, a su vez, niegan haber atacado la catedral, de intentar ‘pisotear los símbolos de nuestra fe’ por despecho contra los «valores culturales, espirituales y religiosos» armenios», aseguró el informe.

Futuro de la libertad religiosa

«Los retos planteados por una economía maltrecha, incrementados por la pandemia y la guerra contra Armenia, desatada en septiembre de 2020, han creado un ambiente preocupante para la libertad religiosa. A pesar de que el clima político es más represivo, se han producido algunos avances positivos, entre ellos la puesta en libertad de más de 50 presos políticos en marzo de 2019, además del registro de nuevas comunidades religiosas y la reducción del número de redadas y sanciones contra la actividad abiertamente religiosa. Esto hace esperar que en el futuro Azerbaiyán garantice con más éxito la libertad religiosa», consideró el ILR.

ILR completo sobre Azerbaiyán en PDF.

‘INFORME DE LIBERTAD RELIGIOSA EN EL MUNDO 2021’: AZERBAIYÁN.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre