Avanza querella por prevaricación y prohibición de culto contra Ministro del Interior de España

La Asociación Española de Abogados Cristianos continuará con su querella ante el Tribunal Supremo contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska por delitos de prohibición e interrupción de culto y prevaricación. "El Gobierno está utilizando la situación con el coronavirus para imponer su agenda ideológica laicista", denunció la presidente de la organización, Polonia Castellanos.

Querella prohibición culto España
Foto: Fernando Grande-Marlaska preside el acto de toma de posesión de los nuevos altos cargos del Ministerio del Interior. Madrid, 25 de junio de 2018. Foto obtenida de flic.kr/p/27rXaQo

Abogados cristianos de España continuarán con su querella ante el Tribunal Supremo contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras reunir en 6 horas la fianza de 12.000 euros que le exigían para seguir en la acción judicial por delitos de prohibición e interrupción de culto y prevaricación. La organización de juristas demandó a Marlaska por los delitos de prevaricación contemplado en el artículo 404 del Código Penal, así como de dos delitos contra los sentimientos religiosos, uno de prohibición de culto (art. 522 del C.P.) y otro de interrupción de culto (art. 523 del C.P.).

La Asociación Española de Abogados Cristianos (AEAC) acusó al ministro de ser responsable de las interrupciones de celebraciones sucedidas en distintos puntos de España durante la vigencia del estado de alarma por la pandemia de coronavirus. La presidente de AEAC, Polonia Castellanos, aseveró que el Gobierno, a través de su Delegación en Madrid, anuló una sanción por reconocer que acudir a Misa estaba entre los supuestos permitidos. «El Gobierno está utilizando la situación con el coronavirus para imponer su agenda ideológica laicista. Se trata de un nuevo tipo de persecución religiosa», denunció.

Castellanos aseguró que el ministro del Interior es «responsable de las numerosas interrupciones de celebraciones religiosas que tuvieron lugar en diversos puntos de España durante el Estado de Alarma». «Los posibles delitos cometidos por el ministro cuentan con el agravante de discriminación», explicó. Consideró que Marlaska «utilizó el mando único conferido por el estado de alarma para limitar el derecho fundamental a la libertad religiosa».

Puede interesarle: Gobierno balear anula prohibición del culto tras reivindicación del obispado

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre