Atacan a católicos en basílica de México mientras trataban de impedir vandalización

Las ultrafeministas emitieron consignas contra los feligreses que protegían el el templo Expiatorio de Guadalajara, mientras otras realizaban pintadas en el exterior de la iglesia. En el momento álgido de la protesta, testigos y fieles precisaron que un hombre se dirigió a una de las agresoras para evitar que lanzase una botella. Allí, las manifestantes se abalanzaron sobre el feligrés, dándole golpes en la cabeza con un bate, quien tuvo que ser ingresado en el hospital.

Atacan en basílica de México mientras

Centenares de manifestantes ultrafeministas atacan a católicos en la basílica del Santísimo Sacramento, conocida también como el templo Expiatorio de Guadalajara, en México, mientras los fieles, que permanecían en el lugar para rezar, trataban de impedir la vandalización. Las graves agresiones, que fueron denunciadas por diversos medios y testigos, ocurrieron el 28 de septiembre pasado, durante las diversas concentraciones realizadas con motivo del denominado ‘Día de Acción Global por un aborto legal y seguro’ (sic) en México.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Las agresoras emitieron consignas ofensivas contra los feligreses, cuando otras realizaban pintadas en el exterior del templo católico. En el momento álgido de la protesta, testigos y fieles precisaron en redes sociales, tal como publicó ‘Religión en Libertad’, que un hombre se dirigió a una de las feministas para evitar que lanzase una botella, según algunos de ellos, cargada de ácido. Fue en ese momento cuando las manifestantes se abalanzaron sobre el feligrés, propinándole golpes en la cabeza con un bate, quien tuvo que ser ingresado en el hospital. Actualmente se encuentra estable. Una periodista presente en la catedral indicó al canal ‘Y que viva Cristo Rey’ que al comenzar la manifestación en torno a las 14:30 comenzaron a llegar «mujeres que mandaban insultos contra los que rezábamos tranquilamente».

Precisó que las mujeres comenzaron a acercarse al templo, aún sin agredir a los presentes, y que todo inició con «gritos y groserías» mientras los fieles veían a las manifestantes con «martillos, mazos y botellas cargadas» con lo que se cree que eran sustancias nocivas como «cloros o ácidos». Alrededor de las 15, eran centenares de manifestantes las presentes ante el templo. Los feligreses comenzaron a rezar el Rosario mientras se acercaban las asaltantes que atravesaron el cordón de seguridad. Explicó que una de las encapuchadas «golpeó a un señor y lo tiraron al suelo sangrando cuando la policía logró que no se acercaran más al señor», al aseverar que «se lo tuvo que llevar la ambulancia» mientras «sangraba mucho por la cabeza» tendido en el suelo. Junto con este herido de unos 50 años, otro de más de 30 fue igualmente golpeado por las ultrafeministas que atacan a los católicos en la basílica de México, mientras los fieles trataban de impedir la vandalización de su templo.

Puede interesarle: Ultrafeministas intentan quemar catedral primada de Colombia

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre