Arzobispo Scheinig: «Ese embrión es humano, no un ‘grupo de células’»

El arzobispo de Mercedes-Luján, Jorge Eduardo Scheinig, aseveró que "no se entiende que en este tiempo volvamos a discutir si un embrión en el seno de su madre es valioso o no". "Estamos invitados a sostener lo valioso que es toda persona humana y no dejarnos presionar por ideologías que muchas veces son dominantes, hegemónicas, globales. Ni siquiera tampoco dejarnos presionar por los organismos internacionales que tanto insisten en que los países pobres controlen su natalidad", alertó.

Arzobispo Scheinig Ese embrión es humano
Foto: Facebook Arquidiócesis Mercedes Lujan.

El arzobispo de Mercedes-Luján, Jorge Eduardo Scheinig, aseveró que «no se entiende que en este tiempo volvamos a discutir si un embrión en el seno de su madre es valioso o no, y que no se le reconozca los derechos» y reiteró que «ese embrión es humano, que no es un ‘grupo de células'», al hacer alusión al proyecto para legalizar el aborto que en plena crisis generalizada presentó el mandatario Alberto Fernández. El presidente dijo con descaro en declaraciones radiales que él se considera «católico» y que hará «esfuerzos para que el proyecto de aborto salga y se convierta en ley».

Scheinig destacó el valor de la vida desde la concepción, durante la homilía de la Misa que presidió en la basílica de Luján, en la Solemnidad de Cristo Rey. «Pareciera ser que al final todo ser humano, sea conscientemente religioso o no, sea conscientemente cristiano o no, todo ser humano, será examinado en la capacidad que tuvo de ponerse al servicio de los más frágiles, descubriendo en todo ser humano, su dignidad, su valor, lo valioso que es. Para nosotros, que Jesús se identifique con los últimos, con los que muchas veces nosotros descartamos, la sociedad descarta, es el llamado a descubrir que nadie, absolutamente nadie, es descartable», reflexionó el prelado, al afirmar que «no se entiende en estos tiempos, llegando a esta altura del año, se diga que la Argentina amplía derechos».

Denunció que «es parcial la mirada cuando muchas veces se dice o es el motivo o la explicación fundamental que es una cuestión de salud pública». Recordó que el «embrión tiene derechos y no se puede descartar». «Es valioso porque en él hay una presencia divina, que hace que sea más humano, más humana. Estamos nosotros invitados a sostener, en este tiempo difícil, lo valioso que es toda persona humana, y no dejarnos presionar por ideologías que muchas veces son dominantes, hegemónicas, globales. Ni siquiera tampoco dejarnos presionar por los organismos internacionales que tanto insisten en que los países pobres controlen su natalidad y nos presionan para que así sea», alertó el arzobispo Scheinig. Consideró que “si sale la ley, algunos van a decir que se ampliaron los derechos», pero aseguró que se habrá perdido «la oportunidad de ser más humanos y nos convertimos en una sociedad menos humana, con menos sensibilidad humana».

«No son tiempos fáciles para el discernimiento y hay mucha confusión a veces entre nosotros, pero hoy Jesús nos da un criterio de una claridad meridiana. ‘Yo estoy presente en toda persona’, dice Jesús, porque toda persona es valiosa, porque toda persona tiene una presencia divina. En este día en que decimos que Él nuestro único Señor, frente a quien doblamos la rodilla —no lo hacemos frente a nadie más que Él—,  que el Señor nos regale una conciencia clara y una fortaleza valiente para ponernos al lado de toda persona frágil, que sufre y defender su dignidad», exhortó el prelado. Recientemente, la Comisión Episcopal para la Vida, los Laicos y la Familia (Cevilaf) alentó «fervientemente a participar de expresiones públicas en favor del derecho humano a la vida», que se realizarán el sábado 28 de noviembre, organizadas por entidades provida, en un comunicado titulado ‘Por las dos vidas’.

Puede interesarle: Obispos de Argentina: «El sábado 28 de noviembre se realizarán en todo el país manifestaciones» provida

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre