Alemania quita histórico crucifijo de salón donde se reunió G7

La ministra de Asuntos Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, ordenó que se retire la Cruz del Consejo, de 482 años de antigüedad, del Salón de la Paz en el ayuntamiento de Münster, al oeste del país, en las vísperas de la conferencia del G7 que organizaron. «La acción del Ministro de Asuntos Exteriores sólo puede considerarse ahistórica», enfatizó el presidente de la Federación de Abogados Católicos, Roger Zörb.

Alemania quita histórico crucifijo

El gobierno de Alemania quita el histórico crucifijo del salón donde se reunieron recientemente los principales diplomáticos de los países del G7. Hay un crucifijo en el Salón de la Paz de Münster. Münster y Osnabrück fueron las dos ciudades donde se negoció la Paz de Westfalia en 1648. La delegación católica se reunió en Münster, mientras que la protestante en Osnabrück. El 25 de octubre, los conocidos como los jinetes de la paz llevaron el tratado de paz firmado desde Münster a Osnabrück. Los salones de la paz de Osnabrück y Münster no sólo se encuentran entre los lugares de interés de las 2 ciudades, sino que los salones históricos también se utilizan para ocasiones especiales.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

La ministra de Asuntos Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, ordenó que se retire la Cruz del Consejo, de 482 años de antigüedad, del Salón de la Paz en el ayuntamiento de Münster, al oeste del país, en las vísperas de la conferencia del G7 que organizaron. La Sala de la Paz de Münster está dominada en el lado norte por un gran armario de pared, en cuyo centro se encuentra un crucifijo muy destacado. Las imágenes de este crucifijo dieron la vuelta al mundo. La controversia sobre el crucifijo en el Salón de la Paz de Münster evidenció hasta qué punto la Paz de Westfalia representa tanto la herencia cristiana de Europa como la paz en Europa.

La diócesis de Münster protestó, mientras que la Oficina Católica de Renania del Norte-Westfalia manifestó su sorpresa después de que el gobierno de Alemania quita el histórico crucifijo. La Federación de Abogados Católicos indicó que está «profundamente entristecida». «La cruz no sólo es para nosotros, los cristianos, el lugar donde se llevó a cabo la obra salvadora de Jesucristo, sino también un símbolo de la tradición cristiana de Occidente, sobre la que descansa el orden de paz de los tiempos modernos. En este contexto, la acción del Ministro de Asuntos Exteriores sólo puede considerarse ahistórica», enfatizó el presidente de la asociación, Roger Zörb.

Puede interesarle: Obispos de México defienden presencia de símbolos cristianos en espacios públicos

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre