Vincent, víctima en Niza, «sacristán discreto, eficiente, humilde y respetuoso»

Vincent Loquès tenía 54 años, estaba casado y era padre de dos niñas. Sirvió como sacristán de ese templo católico durante 10 años. "Era muy discreto y muy eficiente. No hablaba mucho. Actuaba con gran humildad y respeto", afirmó una persona familiarizada con la basílica. "Era un hombre corriente, en el buen sentido de la palabra: simpático, abierto", aseguró el párroco de la iglesia Saint-Pierre-d'Arène-de-Nice, Gil Florini.

Vincent víctima en Niza

Vincent Loquès, víctima del reciente atentado en Francia, era el sacristán de la Basílica de Notre-Dame de Niza. Era un hombre «discreto, eficiente, humilde y respetuoso». Tenía 54 años, estaba casado y era padre de dos niñas. Sirvió como sacristán de ese templo católico durante 10 años. Él fue una de las 3 víctimas fatales del ataque con cuchillo al grito de «Alá es grande» perpetrado en esa Basílica por Brahim Aoussaoui, un tunecino de 21 años.

Los católicos de Niza recuerdan a Vincent por su dedicado servicio a la Iglesia. El sacerdote y ex rector de la basílica, Jean-Louis Giordan, precisó a Vatican News que contrató a Vincent, víctima del atentado en Niza, como sacristán hace una década. «Era un hombre corriente, en el buen sentido de la palabra: simpático, abierto», aseguró el párroco de la iglesia Saint-Pierre-d’Arène-de-Nice, Gil Florini, a ‘Le Figaro’.

«No es sólo un sacristán. Ayudó mucho al cura que era anciano. Las velas siempre estaban bien encendidas. Era muy discreto y muy eficiente. No hablaba mucho. Actuaba con gran humildad y respeto. Es la primera persona en la que pensamos cuando nos enteramos del ataque», precisó afirmó una persona familiarizada con la basílica al diario francés ‘Le Parisien’.

Puede interesarle: Obispos de Francia: «Fueron asesinadas porque estaban en la basílica».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre