Religiosas en Siria dirigen centro que ayuda a familias a conseguir trabajo

Las Hermanas de Jesús y María en Siria dirigen el ‘Centro Esperanza’ que ayuda a las familias a conseguir trabajo. «Muchas familias no quieren depender de ayudas, quieren trabajar. Estos centros ya ayudaron a 750 familias a conseguir trabajo y miles de familias están recibiendo ayudas», indicó la hermana Annie Demerjian.

Religiosas en Siria dirigen centro
Foto: ACN Chile.

Las religiosas de la congregación de las Hermanas de Jesús y María en Siria dirigen el ‘Centro Esperanza’ que ayuda a las familias a conseguir trabajo. El proyecto, que las monjas llevan adelante con la asistencia entre otros de la fundación pontificia ‘Ayuda a la Iglesia Necesitada, fue fundado por 2 hombres con recursos que optaron por quedarse en el país de Oriente Próximo y asistir a los demás.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

«Empezaron abriendo pequeños espacios donde los estudiantes universitarios pudieran estudiar. La idea evolucionó y ahora el objetivo es ayudar a familias en su conjunto. Muchas familias no quieren depender de ayudas, quieren trabajar. Estos centros ya ayudaron a 750 familias a conseguir trabajo y miles de familias están recibiendo ayudas», indicó la hermana Annie Demerjian, perteneciente a la misma congregación, durante una conferencia en línea con miembros de la fundación pontificia. Demerjian, que reparte su tiempo entre su Siria natal y el Líbano, espera que el proyecto del centro, que con las religiosas dirigen en Siria, pueda establecerse pronto también en el Líbano.

La situación en el Líbano a raíz de su crisis financiera y la de Siria, donde una crisis igualmente grave incrementó la pobreza después de 12 años de guerra civil, plantearon a las religiosas diversos retos y una difícil labor. «Nosotras ayudamos a una familia con 3 hijos donde el padre tiene problemas psicológicos a raíz de la guerra y duerme todo el día a causa de la medicación. Los apoyamos con comida y dinero para el alquiler, pero no es suficiente. Uno de los niños enfermó por desnutrición, no tienen nada en la nevera, dependen de lo que les dan. Y esta es solo una familia; nosotras ayudamos a cientos como esta», relató la hermana Annie, que ofrece un ejemplo de una familia asistida por las monjas.

Puede interesarle: «A muchos cristianos en Siria les queda poca esperanza, y solo la ayuda de la Iglesia»

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre