Por Jaime Saiz. ¿Qué es la Ciencia?

En esta columna hablaremos de algo tan fascinante como es el origen del Universo. Pero antes de empezar a tratar el tema, debemos situarlo en el contexto de la Ciencia y de la metodología científica, porque hablar del origen del Universo fue, durante muchos siglos, una cuestión meramente de la Filosofía y de la Teología. Es precisamente en el siglo XX cuando este tema empieza a tratarse desde el punto de vista de la Ciencia, que será el que nosotros seguiremos, utilizando los mismos criterios experimentales que en todos los demás problemas científicos.

¿Qué es la Ciencia?

En el sentido técnico que hoy adquiere la palabra Ciencia, podemos identificarla con disciplinas como la Física y la Química, principalmente la primera, de modo que tomaremos indistintamente cualquiera de los términos Ciencia o Física para referirnos a la misma forma de conocer.

Así pues, la Ciencia es el estudio de las interacciones de la materia por métodos experimentales. Interacción es correlativa con fuerza. En Física, se admite que hay cuatro fuerzas por las que se rige la materia del universo: la fuerza gravitatoria, que estructura el universo a gran escala; la fuerza electromagnética, que estructura el universo a la escala de objetos de uso diario; y las fuerzas nucleares fuerte y débil, que estructuran la materia a nivel subatómico. Desde años recientes también hemos oído hablar de una energía o fuerza oscura (que no tiene que ver con la saga de ‘Star Wars’), cuya existencia predijo Einstein y a la que llamó fuerza Lambda, de la que conocemos que es opuesta a la fuerza de la gravedad y es causante de la expansión del Universo.

Por lo tanto, la Ciencia es el estudio de las interacciones de la materia mediante estas fuerzas, y nada más. Y la materia es todo, y sólo, aquello que sufre alguna de estas interacciones; es decir, es el conjunto de partículas (masa), energía, espacio y tiempo. Incluimos espacio y tiempo porque, según la Física moderna, basada en la Teoría de la Relatividad, el espacio físico, aunque sea vacío, no es lo mismo que la nada; el espacio vacío tiene propiedades geométricas y electromagnéticas. Y el tiempo, según la teoría general de la relatividad, también va ligado intrínsecamente a la materia.

La Ciencia no describe toda la realidad

El estudio de la Ciencia, sin embargo, no es de todo cuanto existe, puesto que deja fuera de su campo, por ejemplo, toda la actividad de la consciencia humana, del pensamiento abstracto, los valores éticos, el mundo del Arte,… que no se pueden atribuir a ninguna de las cuatro fuerzas.

La Ciencia es, pues, una manera parcial de conocer la realidad. Se le preguntó a Einstein, en una ocasión, si creía que la Ciencia llegaría algún día a describir toda la realidad, desde el punto de vista físico. Contestó que «no tendría sentido. Sería como querer describir una sonata de Beethoven por la curva de presión atmosférica del sonido que produce«.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre