Obispos de Estados Unidos: «Es lamentable que Biden promueva la destrucción de vidas humanas»

Tal y como estaba previsto y anunciado, el presidente de EE.UU, Joe Biden ha firmado una orden ejecutiva que permite enviar fondos de los contribuyentes estadounidenses a organizaciones que promueven y proporcionan abortos en países en desarrollo.

Es lamentable que Biden promueva la destrucción

«Es lamentable que uno de los primeros actos oficiales del presidente Biden promueva activamente la destrucción de vidas humanas en las naciones en desarrollo». La Orden Ejecutiva que se ha apresurado a emitir Biden en cuanto ha asumido como presidente, anula la política conocida como la de Ciudad de México y la de Promoción de la Vida en la Salud Global, que había separado el aborto de las actividades de planificación familiar y garantizaba que el dinero de los contribuyentes estadounidenses sólo se destinara a organizaciones que acordaran prestar servicios sanitarios de forma que se respetara la dignidad de todas las personas.

El arzobispo Joseph Fred Naumann de Kansas City, en Kansas, presidente del Comité de Actividades Pro-Vida de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, y el obispo David John Malloy de Rockford, presidente del Comité de Justicia y Paz Internacional, han hecho público el siguiente comunicado:

«Es lamentable que uno de los primeros actos oficiales del presidente Biden promueva activamente la destrucción de vidas humanas en las naciones en desarrollo. Esta Orden Ejecutiva es contraria a la razón, viola la dignidad humana y es incompatible con la enseñanza católica. Nosotros y nuestros hermanos obispos nos oponemos firmemente a esta acción. Instamos al Presidente a utilizar su cargo para el bien, dando prioridad a los más vulnerables, incluidos los niños no nacidos. Como el mayor proveedor de atención sanitaria no gubernamental del mundo, la Iglesia católica está dispuesta a trabajar con él y con su administración para promover la salud de la mujer en todo el mundo de manera que se fomente el desarrollo humano integral, salvaguardando los derechos humanos innatos y la dignidad de toda vida humana, empezando por el vientre materno. Para servir a nuestros hermanos y hermanas con respeto, es imperativo que la atención comience por asegurar que los no nacidos estén libres de violencia, reconociendo a cada persona como hijo de Dios. Esperamos que la nueva administración trabaje con nosotros para satisfacer estas importantes necesidades».

La medida tomada por Biden no sorprende a nadie, pues fue anunciada en la campaña electoral y confirmada por uno de sus nombramientos para el Departamento de Salud. No es la única orden ejecutiva del nuevo presidente de Estados Unidos contraria a la fe católica que dice profesar. También está promoviendo la ideología de género redefiniendo el significado del sexo.

OBISPOS DE ESTADOS UNIDOS: «ES LAMENTABLE QUE BIDEN PROMUEVA LA DESTRUCCIÓN DE VIDAS HUMANAS»

Puede interesarle: Cardenal Müller: «Estados Unidos lidera campaña brutal de descristianización».

3 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre