Obispos de Costa Rica: «Es discriminatorio calificar a los seres humanos en gestación como deseados o no deseados»

La Conferencia Episcopal de Costa Rica, presidida por José Manuel Garita, reiteró que "nunca ni la dignidad ni los derechos humanos han dependido de los deseos de los demás", en su mensaje por el Día del Niño en el país. "Debemos procurar heredarles un país donde la vida humana sea realmente inviolable, como lo dispone el artículo 21 de nuestra Constitución, pues como dijo san Juan Pablo II: 'Una nación que mata a sus propios hijos es una nación sin futuro'", reflexionaron los prelados.

Obispos Costa Rica gestación

Los obispos de Costa Rica aseguraron que es «totalmente contrario a la dignidad humana y discriminatorio, calificar a los seres humanos en gestación como deseados o no deseados», en su mensaje por el Día del Niño en el país, el 9 de septiembre pasado. «Nunca ni la dignidad ni los derechos humanos han dependido de los deseos de los demás», aseveraron en el texto firmado por el presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, José Manuel Garita, y el secretario general, Daniel Francisco Blanco.

Los prelados indicaron que «si la pandemia que vivimos ha evidenciado la fragilidad del ser humano, cuánto más la de los niños que se manifiestan especialmente vulnerables, necesitados de cariño y protección». «Este año queremos reflexionar especialmente sobre la dignidad y el derecho a vivir de todas las personas menores de edad, tanto de las que ya han nacido, como de las personas humanas en gestación», precisaron, al destacar que la legislación costarricense, mediante el Código de la Niñez y de la Adolescencia, dispone que «se considerará niño o niña a toda persona desde su concepción hasta los 12 años de edad cumplidos».

«¡Unámonos todos para combatir cualquier forma de violencia contra la niñez! Y no hay mayor violencia que quitarle la vida a un ser humano inocente e indefenso, como lo son aquellos que aún no han nacido», pidieron, al reiterar que se debe promocionar siempre el bienestar y los derechos de la niñez. «Debemos procurar heredarles un país donde la vida humana sea realmente inviolable, como lo dispone el artículo 21 de nuestra Constitución, pues como dijo san Juan Pablo II: ‘Una nación que mata a sus propios hijos es una nación sin futuro’. Que el Señor nos guíe e ilumine en nuestra obligación de proteger y cuidar a los más pequeños porque, con ello, lo acogemos a Él mismo», reflexionaron.

Mensaje de la Conferencia Episcopal de Costa Rica en el Día del Niño 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre