Obispo de Orán: «La procesión contaba con la autorización de la Central Operativa de Control de Salta»

El obispo de Orán, Luis Scozzina, ratificó que se cumplieron los protocolos vigentes por la pandemia de coronavirus, tras desestimar denuncias y críticas que recibió por llevar la imagen de san Ramón Nonato en un vehículo por esa ciudad durante las fiestas patronales, en declaraciones a 'Radio Aries On Line 91.1 FM'. Scozzina destacó que la Policía provincial evitó que se formen caravanas y aglomeraciones durante el recorrido.

Obispo de Orán autorización
Foto: Procesión con san Ramón Nonato y la Virgen del Carmen/Sebastián Ávila.

Declaraciones del obispo de Orán a ‘Radio Aries On Line 91.1 FM’, en la que ratificó que la procesión contaba con autorización.

El obispo de Orán, Luis Scozzina, aseguró que «la procesión contaba con la autorización de la Central Operativa de Control de Salta», en declaraciones a ‘Radio Aries On Line 91.1 FM’, tras desestimar denuncias y críticas que recibió por llevar la imagen de san Ramón Nonato en un vehículo por esa ciudad durante las fiestas patronales, el 31 de agosto pasado. Ratificó que se cumplieron los protocolos vigentes por la pandemia de coronavirus.

El prelado explicó que se optó por la modalidad empleada a partir del concepto de salud integral, que abarca no solo el aspecto físico sino también la salud psicológica y la espiritual. «Esta concepción no es comprendida por todos, menos por miradas agnósticas», aseveró. Scozzina destacó la colaboración de la Policía provincial durante el recorrido e indicó que los efectivos garantizaron el cumplimiento del protocolo y evitaron que se formen caravanas y aglomeraciones. «No hubo desborde», reiteró el obispo de Orán, al insistir que contaba con la autorización para realizar la procesión con los cuidados requeridos por la pandemia.

Pidió que «esa mirada a veces tan aguda de ver si se juntaron», como fue aplicada a la salida del santo por los barrios, también se haga para ver «qué es lo que pasa en los bancos, en las ferias, en los comercios y en los supermercados» de la ciudad. «La aglomeración hay que ver dónde uno quiere enfocarla», aseveró el prelado. Scozzina consideró que si se enfocan «en esa manifestación de fe, sí, probablemente se encontrará algo» para cuestionar la intención de la procesión. «Seamos más sinceros y veamos que la realidad es un poco más compleja que la que podemos analizar desde el punto de vista meramente jurídico», sostuvo.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre