Iglesia en República Dominicana clausura Año Jubilar Altagraciano

El arzobispo y enviado especial del Papa Francisco, Edgar Peña Parra, presidió la Misa de clausura del Año Jubilar Altagraciano, en el Estadio Olímpico Félix Sánchez, en el marco del centenario de la coronación canónica de Nuestra Señora de la Altagracia, patrona de este país.

Iglesia en República Dominicana clausura
Foto: Conferencia del Episcopado Dominicano.

La Iglesia en República Dominicana celebró la clausura oficial del Año Jubilar Altagraciano, con una multitudinaria ceremonia en la que participaron autoridades gubernamentales y eclesiales, juntos a los fieles, en el marco del centenario de la coronación canónica de Nuestra Señora de la Altagracia, patrona de este país caribeño. El Comité organizador preparó diversos actos para este cierre, como el recibimiento de la imagen de la Virgen de la Altagracia en el monumento Fray Antonio de Montesinos, seguido de una vigilia en la catedral primada de América.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

Hubo un acto patriótico en la Puerta del Conde y una concentración nacional en el Estadio Olímpico Félix Sánchez, incluida una Eucaristía, el lunes 15 de agosto, oficiada por el arzobispo y enviado especial del Papa Francisco, Edgar Peña Parra, quien ofreció a los obispos una rosa de oro como regalo del Pontífice. El arzobispo de Santiago de los Caballeros y presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), Freddy Bretón, envió de obsequio al Papa una imagen de Nuestra Señora de la Altagracia en alto relieve. El presidente del país, Luis Abinader, estuvo presente en el Estadio Olímpico donde se celebró la Eucaristía.

Peña afirmó que «el cuadro de la Virgen de la Altagracia nos enseña a priorizar el valor de la vida y la dignidad de las personas». «Es también una defensa del valor de la familia como institución y de los lazos familiares que fueron y son duramente probados, denigrados y marginados, pero que al mismo tiempo, continúan siendo el punto de referencia más firme para la estabilidad de toda la comunidad humana y social. No se dejen seducir por el hedonismo, las ideologías, la evasión, la droga, la violencia y las mil razones que aparentan justificarlas; prepárense para ser los hombres y las mujeres del futuro, responsables y activos en las estructuras sociales, económicas, culturales, políticas y eclesiales de su país», aseguró, en la Misa con la que la Iglesia en República Dominicana clausura el Año Jubilar.

Puede interesarle: República Dominicana transita Año Jubilar dedicado a la Virgen de Altagracia

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre