Hallan cimientos del Tabernáculo en Tierra Santa

Los arqueólogos hallaron nuevos descubrimientos y creen haber identificado elementos relacionados con el Tabernáculo de el Señor, como se describe en el Libro de los Jueces.

Hallan cimientos del Tabernáculo en Tierra

Los profesionales que trabajan en el yacimiento arqueológico de Silo, en Tierra Santa, hallaron nuevos descubrimientos y creen haber identificado elementos relacionados con el Tabernáculo de el Señor, como se describe en el Libro de los Jueces. La palabra ‘Silo’, ciudad bíblica, se menciona 32 veces en las Sagradas Escrituras y es uno de los sitios más importantes de la historia de Israel. Se cita con frecuencia en la Biblia, especialmente en el Libro de los Jueces.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Silo fue donde Josué dividió el territorio de la Tierra Prometida entre las doce tribus de Israel. Además, fue allí donde Ana pidió al Señor la bendición de tener un hijo, Samuel, que se convertiría en un futuro profeta y ungiría a los primeros reyes de Israel. El Tabernáculo del Señor permaneció en Silo por más de 400 años hasta que el rey David decidió construir un templo para el Arca de la Alianza. El yacimiento arqueológico de Silo, donde se siguen realizando importantes descubrimientos, aporta evidencias que confirman el relato bíblico.

El doctor Scott Stripling, director de las excavaciones, afirmó que recientemente los arqueólogos encontraron cimientos de un enorme edificio que sugieren que se trataba del Tabernáculo. Entre los diversos descubrimientos, algunos elementos recuerdan la Puerta de Silo, sitio histórico mencionado en la narración bíblica. Según la Biblia, fue en la puerta de Silo donde Elí, el Sumo Sacerdote de la época, recibió la noticia de que el Arca de la Alianza había sido capturada por los filisteos y que sus dos hijos, Ofni y Finees, habían sido asesinados. «Aquí es donde la Biblia cobra vida», explicó Stripling.

Puede interesarle: Cumple 100 años Basílica de Jesús Adolescente de Nazaret.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre