Francisco: «San José fue dócil a la voluntad de Dios, siervo obediente y creativo»

El Pontífice sostuvo que san José «no buscó explicaciones para la sorprendente y misteriosa realidad a la que se enfrentaba, sino que la acogió con fe, amándola tal como era». Explicó que el patrono de la Iglesia Universal es un maestro de vida espiritual y de discernimiento, y así, se lo puede invocar para que «libere de las ataduras de demasiadas reflexiones en las que a veces acabamos perdiéndonos, incluso con las mejores intenciones».

Francisco San José fue dócil
Foto: CNS, vía Vatican Media.

Francisco reflexionó que «san José fue dócil a la voluntad de Dios, siervo obediente y creativo», al exhortar a los sacerdotes a «redescubrir de modo particular en la oración la figura y la misión» de este santo, en la víspera de la solemnidad del patrono de la Iglesia Universal. El Papa entregó por su 175° aniversario a los miembros del Pontificio Colegio Belga —que tiene como patrono al ‘Custodio del Redentor’ y del cual fue alumno san Juan Pablo II— un discurso centrado en la paternidad de san José, tema principal de su carta apostólica Patris corde. La solemnidad de san José se celebra el 19 de marzo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El Pontífice sostuvo que san José es un padre que acoge, dado que «superada toda rebelión y dejando a un lado sus legítimos planes personales, amó y acogió a María y a Jesús, una esposa y un hijo muy diferentes de la visión de la vida familiar que él podía desear, pero por ello tanto más apreciados y amados por él». «José no buscó explicaciones para la sorprendente y misteriosa realidad a la que se enfrentaba, sino que la acogió con fe, amándola tal como era». Explicó que san José es un maestro de vida espiritual y de discernimiento, y así, se lo puede invocar para que «libere de las ataduras de demasiadas reflexiones en las que a veces acabamos perdiéndonos, incluso con las mejores intenciones». El Papa Francisco indicó que al seguir el ejemplo de san José, que «fue dócil a la voluntad de Dios, siervo obediente y creativo», es necesario ver «con mirada profética» sabiendo «reconocer el plan de Dios donde otros no ven nada».

«San José supo ver en María y en Jesús no sólo a una joven esposa y a un niño: siempre vio en ellos la acción de Dios, la presencia de Dios. Así, velando por la fragilidad del Niño y de su Madre, José miró más allá de sus deberes de padre de familia y, prefiriendo creer en Dios más que en sus propias dudas, se ofreció a Él como instrumento para la realización de un plan más grande, en un servicio prestado en el escondimiento, generoso e incansable, hasta el silencioso final de su propia vida», ratificó, por lo que exhortó a los sacerdotes al «deber» de «estar dispuestos» a «promover la conversión y la renovación en sentido misionero, y a hacer crecer una comunidad en camino, formada por discípulos guiados por el Espíritu e impulsados por el amor de Dios». Además, indicó a los sacerdotes que les hará bien, en el año dedicado a san José, ponerse a sí mismos y a sus vocaciones «bajo su manto y aprender de él el arte de la paternidad», que serán llamados a «ejercer en las comunidades y en los ámbitos y servicios ministeriales que les serán confiados».

Puede interesarle: Convocan ‘procesión’ virtual en honor a san José el próximo sábado 20 de marzo

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre