Francisco: «Los santos son los verdaderos revolucionarios»

El Pontífice se refirió al espíritu que impregnó a los santos a lo largo de la historia e instó a los fieles a evitar pensar que ellos «fueron siempre perfectos», durante el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, que estuvo dedicado de modo especial a la festividad de Todos los Santos.

Francisco: «Los santos son los verdaderos revolucionarios»
Foto: YouTube Vatican News.

Francisco precisó que «los santos son los verdaderos revolucionarios», el martes 1 de noviembre, durante el rezo del Ángelus que se realizó en la Plaza de San Pedro, que estuvo dedicado de modo especial a la festividad de Todos los Santos. El Pontífice se refirió al espíritu que impregnó a los santos a lo largo de la historia e instó a los fieles a evitar pensar que ellos «fueron siempre perfectos e incluso almidonados».

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Hoy festejamos a todos los Santos y podríamos tener una impresión errónea: podríamos pensar que celebramos a aquellos hermanos que en vida han sido perfectos, siempre rectos, precisos, incluso ‘almidonados’. En cambio, el Evangelio de hoy desmiente esta versión estereotipada, esta ‘santidad de estampita’. De hecho, las Bienaventuranzas de Jesús (cf. Mt 5,1-12), que son el carnet de identidad de los santos, muestran todo lo contrario: ¡hablan de una vida a contracorriente, de una vida revolucionaria! Los santos son los verdaderos revolucionarios», reiteró el Papa Francisco.

El Pontífice, al comentar el Evangelio de las bienaventuranzas, se dedicó especialmente a la de buscar y hacer la paz de Cristo. «Una paz que es muy diferente de lo que imaginamos. Todos deseamos la paz, pero a menudo lo que nosotros queremos no es precisamente la paz. Jesús, en cambio, no llama bienaventurados a los tranquilos, a aquellos que están en paz, sino a aquellos que construyen la paz y luchan por la paz, a los constructores, a los que trabajan por la paz», reflexionó. «Abriéndose a Jesús, estando frente a Su Cruz, cátedra de la paz, recibiendo de Él, en la Confesión, el perdón y la paz. Por aquí hay que empezar, porque ser operadores de la paz, ser santos, no es una capacidad nuestra, es un don suyo, una gracia», ratificó.

Puede interesarle: Francisco declara 10 nuevos santos

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre