Fieles siro-malabares rezan en medio de escombros de su iglesia demolida

La diócesis siro-malabar de Faridabad pidió públicamente al primer ministro Narendra Modi que reconstruya la iglesia demolida. «Le ruego que intervenga de inmediato para que se reconstruya y se restaure el daño causado a los fieles de este lugar de oración que destruyeron sin ningún respeto», pidió el prelado local, Kuriakose Bharanikulangara.

Fieles siro-malabares rezan en medio de escombros de su iglesia Little Flower demolida en Nueva Delhi por las autoridades de India, tras decir que el edificio cristiano —que funcionaba desde hace casi 15 años— se construyó de forma ilegal. Actualmente los organismos públicos se pasan unos a otros la responsabilidad sobre la demolición y nadie se hace responsable de haber dado la orden. El organismo del gobierno federal Delhi Development Authority niega la responsabilidad en el hecho. La diócesis siro-malabar de Faridabad pidió públicamente al primer ministro Narendra Modi que reconstruya la iglesia demolida.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

«Le ruego que intervenga de inmediato para que se reconstruya y se restaure el daño causado a los fieles de este lugar de oración que destruyeron sin ningún respeto», pidió el prelado católico de la diócesis siro-malabar de Faridabad, Kuriakose Bharanikulangara. La jurisdicción eclesiástica consultó sobre la situación a la Comisión Nacional para las Minorías. El jefe del gobierno local de Kerala, Pinarayi Vijayanha, aseguró que estaba conmocionado por la demolición. «No debería haber ocurrido algo así, veremos qué se puede hacer para remediarlo», indicó Vijayanha. El aviso de desalojo a los «invasores abusivos» supuestamente fue emitido por el Block Development Officer del distrito de South Delhi, que depende de la dirección impositiva del gobierno local. El aviso indica que el área es de uso público y no fue asignado a nadie, por lo que ordena a los «ocupantes» desalojarla en un plazo de 3 días, después de lo cual se tomarían las medidas correspondientes.

El sacerdote a cargo de la Iglesia de Little Flower, donde los fieles siro malabares rezan, José Kannumkuzhy, aseveró que la demolición del 12 de julio pasado se realizó sin previo aviso. «No hubo ninguna discusión, llegaron sin avisar. Yo estaba presente cuando ocurrió. Destruyeron todo: las estatuas, los objetos que se utilizan para las celebraciones, los registros, el sistema de audio. El altar todavía está en pie, pero no se puede usar. No era una construcción sólida, sino una estructura temporal que estaba allí desde hace casi 15 años. Y en esa misma zona también hay otra iglesia, una mezquita y un templo que no han sido tocados», lamentó el presbítero.

Puede interesarle: Autoridades de India demuelen una iglesia siro-malabar

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre