Celebran Corpus Christi en basílica del Santo Sepulcro

El patriarca latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa, presidió la Misa de la solemnidad de Corpus Christi, en la basílica del Santo Sepulcro. La Iglesia celebró el misterio de la Eucaristía, cuya fiesta se remonta al siglo XIII y desde el XIV se celebra en todo el mundo. El guía de Tierra Santa, fray Sergio Olmedo, explicó que «desde el siglo XIII los cristianos quisieron celebrar la encarnación de Nuestro Señor de una manera especial».

El patriarca latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa, presidió la Misa de la solemnidad de Corpus Christi, el Cuerpo de Cristo, en la basílica del Santo Sepulcro, el 8 de junio, el jueves siguiente a la fiesta de la Santísima Trinidad, en la que estuvieron presentes frailes, religiosos, cristianos locales y numerosos peregrinos. La Iglesia celebró el misterio de la Eucaristía instituido por Jesús en la Última Cena, cuya fiesta se remonta al siglo XIII y desde el XIV se celebra en todo el mundo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El patriarca afirmó en su homilía que celebrar el Corpus Christi significa celebrar la Verdad y la Realidad de la vida de Cristo y la Verdad de nuestra vida en Él. «Sí: porque Cristo es verdadero, es real, es el Viviente. No es un simple mensaje de bondad. Él es el corazón del mundo y de la historia, la presencia misteriosa que quiere entrar en relación real con nosotros. Comer su pan beber su vino, adorar el sacramento de su cuerpo y sangre es afirmar y vivir su verdad por nosotros», enfatizó Pizzaballa, al reiterar que «cuando te encuentras con una persona que está viva, esta persona te da vida».

«Cuando nos encontramos con Cristo, fuente de vida, debemos estar llenos de vida, sin miedo, sin dejar que las diversas crisis nos detengan. Nunca debemos parar», aseguró. El guía de Tierra Santa, fray Sergio Olmedo, reflexionó al referirse a la festividad que «desde el siglo XIII los cristianos quisieron celebrar la encarnación de Nuestro Señor de una manera especial para tenerlo presente en la Eucaristía; de ahí comienzan para nosotros estas experiencias de revivir al hijo de Dios entre nosotros». La celebración finalizó con las 3 vueltas al Edículo del Santo Sepulcro, representación visual de Jesús que camina por las calles.

Puede interesarle: Arzobispo de Toledo: «Es en la Eucaristía que aprendemos a amar».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre