Cardenal Sarah manifiesta su «firme oposición a la declaración Fiducia supplicans»

El prefecto emérito del Dicasterio para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, Robert Sarah, explicó que se oponen «firme y radicalmente a una herejía que socava gravemente a la Iglesia, Cuerpo de Cristo, porque es contraria a la fe y la Tradición católicas», al respaldar la oposición de algunas conferencias episcopales africanas al texto Fiducia supplicans del cardenal y actual prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, Víctor ‘Tucho’ Fernández.

Cardenal Sarah: «Nunca se puede
Foto: YouTube Diocèse Limoges.

El cardenal y prefecto emérito del Dicasterio para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, Robert Sarah, aseveró que «nunca se puede abusar de la oración para convertirla en una legitimación del pecado», al respaldar la oposición de algunas conferencias episcopales africanas al texto Fiducia supplicans del cardenal y actual prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, Víctor ‘Tucho’ Fernández, que fue firmado por Francisco, sobre las bendiciones a parejas irregulares y gays, en un escrito del sábado 6 de enero.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Destacó el papel de las conferencias episcopales por «construir una pastoral de misericordia y de verdad hacia las personas homosexuales». «Debo agradecer a las Conferencias Episcopales que ya hicieron esta obra de verdad, en particular a las de Camerún, Chad, Nigeria, etc., cuyas decisiones y firme oposición a la declaración Fiducia supplicans comparto y apoyo. Debemos alentar a otras Conferencias Episcopales nacionales o regionales y a cada obispo a hacer lo mismo. Al hacerlo, no nos oponemos al Francisco, pero nos oponemos firme y radicalmente a una herejía que socava gravemente a la Iglesia, Cuerpo de Cristo, porque es contraria a la fe y la Tradición católicas», precisó el purpurado.

Indicó que «la confusión, la falta de claridad y verdad y la división turbó y ensombreció la celebración navideña de este año». Además, reiteró que «es obvio que podemos orar por el pecador» y «pedir a Dios su conversión». «Es obvio que podemos bendecir al hombre que, poco a poco, se dirige a Dios para pedir humildemente una gracia de cambio verdadero y radical en su vida. La oración de la Iglesia no es rechazada a nadie. Pero nunca se puede abusar de ésta para convertirla en una legitimación del pecado, de la estructura del pecado, o incluso de la ocasión inminente del pecado», ratificó.

Puede interesarle: Cardenal Sturla: «No se pueden bendecir uniones que la misma Iglesia dice que no están de acuerdo con el plan de Dios».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre