Cardenal Piacenza: «Una auténtica nueva evangelización comienza en el confesionario»

El Penitenciario Mayor, Mauro Piacenza, reflexionó que «una auténtica nueva evangelización comienza a partir del redescubrimiento del sentido del pecado, del reconocimiento humilde y realista de la propia limitación y de la consiguiente disposición a pedir humildemente el perdón, para ser reconstruido en Cristo».

Cardenal Piacenza: «Una auténtica nueva
Foto: YouTube KircheinnotSchweiz.

El cardenal y Penitenciario Mayor, Mauro Piacenza, precisó que «una auténtica nueva evangelización comienza en el confesionario», en la apertura de los trabajos con motivo del XXXII Curso sobre el Foro Interno, que se celebra en Roma en el Palacio de la Cancillería del Vaticano del lunes 21 al viernes 25 de marzo próximo. El Curso concluirá, como ya es habitual, con la Celebración Penitencial presidida por Francisco en la Basílica Vaticana del 25 de marzo a las 17, donde para la ocasión 80 sacerdotes puestos a disposición por la Penitenciaría Apostólica estarán disponibles para escuchar confesiones. Durante la celebración el Pontífice escuchará las confesiones de los fieles y consagrará a Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Enfatizó que «el sacramento de la Reconciliación, sacramento de la curación, es también por excelencia el sacramento de la alegría; alegría natural y alegría sobrenatural, alegría humana y alegría cristiana», tras indicar que la Reconciliación no debe confundirse «con el cese o la eliminación del sentimiento psicológico de culpa». «De ello se desprende que la experiencia de alegría que surge de la absolución de los pecados será tanto más intensa cuanto más profunda y auténtica sea la fe», consideró, al precisar que en el sacramento de la Reconciliación confluyen el trabajo del penitente y el del confesor, dado que «el penitente se levanta y el confesor se alegra por la obra maravillosa de Dios».

«De ello se desprende que podemos decir realmente que una auténtica nueva evangelización comienza en el confesionario, es decir, a partir del redescubrimiento del sentido del pecado, del reconocimiento humilde y realista de la propia limitación y de la consiguiente disposición a pedir humildemente el perdón, para ser reconstruido en Cristo», enfatizó el cardenal Piacenza. Explicó que «la Misericordia divina, ofrecida y aceptada, es una síntesis luminosa de la obra salvífica realizada por Cristo Señor, que acoge de nuevo a su criatura, ya afectada por el pecado original y los pecados personales cometidos». Reiteró que se deduce que la confesión es el sacramento de la curación, al que afirmó que todo sacerdote debe acudir con frecuencia y constancia.

Puede interesarle: Cardenal Piacenza exhorta a «enfatizar aspectos de sanación» de sacramento de Reconciliación

4 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre