‘INFORME DE LIBERTAD RELIGIOSA EN EL MUNDO 2021’: ARABIA SAUDÍ.

Por Jennifer Almendras.

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

El ‘Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2021’ (ILR) indicó que «Salman bin Abdulaziz Al Saud, rey de Arabia Saudí desde 2015, es al mismo tiempo el jefe del Estado y el jefe del Gobierno». «Conforme a la Ley Básica de Gobernanza de 1992, el rey, soberano absoluto, debe seguir la sharía —ley islámica—», precisó.

«Un censo extraoficial publicado por el Vicariato Apostólico de Arabia del Norte calcula que hay más de 1.500.000 católicos, principalmente trabajadores extranjeros procedentes de la India y Filipinas. Algunos informes indican que un número cada vez mayor de saudíes se identifican como ateos o cristianos. Sin embargo, ante las duras consecuencias sociales y legales que les aguardan si abandonan el islam, no dan el paso a la conversión pública. El Reino no tiene relaciones diplomáticas oficiales con la Santa Sede», afirmó el ILR.

Explicó que «Arabia Saudí es la cuna del islam y el lugar en el que están emplazados sus dos santuarios más sagrados, La Meca y Medina; su rey es el Guardián de las dos Mezquitas Sagradas». «Aunque la ley se basa en la escuela hanbalí de jurisprudencia islámica, también influyen enormemente las interpretaciones de Muhamad ibn Abd al Wahab, en cuyas enseñanzas se basa el wahabismo. El país sigue una interpretación estricta del islam suní. La libertad religiosa ni se reconoce ni se protege. La conversión desde el islam a otra religión se considera apostasía, legalmente castigada con la muerte, igual que la blasfemia contra el islam. Importar y distribuir materiales religiosos no islámicos es ilegal, lo mismo que el proselitismo, tanto para los ciudadanos saudíes como para los extranjeros. Están prohibidos los lugares de culto y las expresiones públicas de credos no musulmanes», sostuvo el Informe.

«En la escuela pública es obligatoria la educación religiosa basada en la interpretación oficial del islam. Los alumnos no musulmanes de los colegios privados reciben clases obligatorias de civilización islámica. En colegios privados internacionales se pueden enseñar otras religiones o civilizaciones. A pesar de la política gubernamental contraria a enterrar a no musulmanes en el Reino, existe al menos un cementerio público no islámico. En noviembre de 2020 fue objeto de un ataque reivindicado por el Estado Islámico durante una ceremonia a la que asistían muchos diplomáticos. No se permite la entrada de clérigos no musulmanes en el país», aseguró.

Incidentes y evolución 

«En noviembre de 2018, una delegación de cristianos evangélicos estadounidenses visitó Arabia Saudí y se reunió con el príncipe heredero del país, Mohamed bin Salmán. Aunque el Gobierno ha recibido a numerosos representantes religiosos judíos y cristianos, la mayor parte del clero no musulmán no tiene permitida la entrada en el país de forma periódica para dirigir servicios religiosos. En diciembre de 2019, el metropolitano copto ortodoxo anba Markos realizó una visita pastoral de tres semanas a Riad, invitado por el príncipe heredero Mohamed bin Salmán. El 1 de diciembre de 2018, durante esta visita, se celebró la primera misa copta oficial de Riad. En abril, agosto, octubre y diciembre de 2019, el jeque Saleh bin Humaid, asesor de la Corte Real y miembro del Consejo de Expertos Islámicos, pidió a Dios en la gran mezquita de La Meca que destruyera ‘a los usurpadores judíos sionistas’», enfatizó el Informe.

Aseguró que «un informe publicado en septiembre de 2020 elaborado por Alí al Ahmed, fundador y director del Instituto para Asuntos del Golfo, concluía que los libros de texto saudíes siguen conteniendo pasajes despectivos y violentos contra los judíos, los cristianos y los musulmanes no wahabíes, a pesar de las numerosas declaraciones de funcionarios saudíes diciendo que habían editado y eliminado ese contenido». «Al Ahmed observó que aunque la expresión «cristianos y judíos» había sido sustituida por ‘enemigos del islam’ en uno de los pasajes, en otros pasajes se situaba claramente a los cristianos y los judíos en el lado de los enemigos del islam. A los residentes extranjeros legales se les exige llevar un permiso de residencia —iqama— que contiene la filiación religiosa. Aunque normalmente se indica ‘musulmán’ o ‘no musulmán’, en algunas tarjetas expedidas recientemente se indica ‘cristiano’», señaló.

Futuro de la libertad religiosa 

«En Arabia Saudí están prohibidas todas las formas de religión, tanto para los musulmanes como para los no musulmanes, menos el islam autorizado por el Estado. A pesar de algunos prometedores signos de apertura, Arabia Saudí sigue siendo responsable de ‘atroces violaciones sistemáticas y continuadas de la libertad religiosa’ y es un país que preocupa enormemente en materia de libertad religiosa y de derechos humanos. Numerosos activistas de los derechos humanos y defensores de las reformas han sido arrestados, encarcelados y en algunos casos torturados», afirmó el ILR, al indicar que «aunque en el país se observan algunos signos de modernización, queda claro de los mensajes contradictorios que envía el hombre fuerte del país, el príncipe heredero Mohamed bin Salmán, que las reformas solo se producirán por iniciativa del Gobierno». «En Arabia Saudí no están protegidos los derechos humanos fundamentales ni la libertad de conciencia, pensamiento y religión», enfatizó el Informe.

ILR completo sobre Arabia Saudí en PDF..

‘INFORME DE LIBERTAD RELIGIOSA EN EL MUNDO 2021’: ARABIA SAUDÍ.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre