Basílica de Guadalupe de México se une al Año Jubilar Guadalupense de España

El Año Jubilar Guadalupense dio comienzo el pasado 2 de agosto en la arquidiócesis de Toledo (España) con el lema «Y desde aquella hora la acogió, el discípulo la recibió en su casa», y se extenderá hasta el 8 de septiembre de 2021.

Año Jubilar Guadalupense de España

Desde la basílica mariana más visitada del mundo, Nuestra Señora de Guadalupe en México, su rector, Salvador Martínez Ávila, comentó en un vídeo que el sentido de este Año Jubilar es «dar esperanza, fortaleza y amor al Pueblo de Dios, para que viva su fe y su devoción mariana». Este vídeo fue acompañado por una carta dirigida al arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, en la que Martínez Ávila expresa su «cercanía, solidaridad y felicitación por el comienzo del Año Jubilar Guadalupense», definiendo este Año Santo como «un acontecimiento eclesial de primer orden», y que coincidirá también con la celebración del 25º Aniversario de la Declaración del Monasterio, como Patrimonio de la Humanidad.

Desde el pasado 2 de agosto han sido muchos los testimonios y los mensajes para animar a los peregrinos a ganar el Jubileo, mensajes que se pueden ver en el portal y en las redes sociales del Jubileo (Facebook, Twitter, Instagram y YouTube). Entre los mensajes recibidos, se encuentra el del prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el cardenal guineano Robert Sarah, que envió una carta al arzobispo Cerro Chaves con sus mejores deseos para el Año Jubilar dedicado a la Virgen de Guadalupe. Ayer, domingo, se sumó a la iniciativa el cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga.

Según informa el coordinador diocesano Año Jubilar Guadalupense, Emilio Palomo, el objetivo es que cada día de este Año Santo se pueda difundir un mensaje de cardenales, obispos, frailes, delegados y laicos de todo el mundo hasta un total de 400, para animar a participar en este evento singular en la historia de Guadalupe. Estos mensajes están invitando a visitar el Monasterio, como «hogar de la Madre de Dios, donde todos somos acogidos y donde a todos se nos abraza», tal y como indicó en la apertura del Año Santo, monseñor Francisco Cerro, arzobispo de Toledo, que manifestó que en estos momentos tan difíciles «la Virgen de Guadalupe será un pulmón que nos ayudará a respirar esperanza».

Puede interesarle: Cardenal Aguiar consagra Hispanoamérica a la Virgen de Guadalupe

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre