Vandalizan una parroquia en Suecia

El templo católico de Cristo Rey de Gotemburgo fue vandalizado. "Fue una explosión de rabia hacia nosotros, especialmente porque todo lo que estaba en el altar fue derribado", consideró el párroco, Tobías Unnerstal. El cardenal y obispo de Estocolmo, Anders Arborelius, precisó que recibió la noticia del templo vandalizado “con dolor y consternación” y ratificó sus oraciones “por la comunidad en este momento difícil”.

Vandalizan una parroquia en Suecia

Un desconocido vandalizó el templo católico de Cristo Rey de Gotemburgo, en Suecia. Los fieles de la comunidad actualmente rezan por el agresor de su iglesia. El párroco de Cristo Rey, Tobías Unnerstal, denunció que la vandalización del templo ocurrió el viernes 13 de noviembre después de la hora del almuerzo. El sacerdote indicó que alguien entró y tiró al piso todo lo que estaba en el altar, también los cancioneros y la silla en la que se suele sentar el presbítero durante la Misa.

«Fue una explosión de rabia hacia nosotros, especialmente porque todo lo que estaba en el altar fue derribado», consideró Unnerstal. Además, indicó fue vandalizada una capilla en el interior del templo, lugar en el que se conmemora los fallecidos durante el año. Cuestionó «si el culpable sabe mucho sobre el simbolismo cristiano, porque lo que hizo es muy concreto». Unnerstal cree que el agresor conoce bien el simbolismo cristiano ya que la destrucción parece intencionada. El púlpito que usaba el sacerdote fue arrojado fuera del presbiterio y el altar fue completamente despojado.

«Es como si quisiera crear un Viernes Santo eterno, lo peor que se puede imaginar para un creyente», aseveró. El presbítero exhortó a los parroquianos a ir a la iglesia durante la semana a rezar, dado que “el riesgo de nuevos ataques disminuye cuando hay personas» allí. Aseguró que los fieles que se comunicaron con él le dijeron que rezan por la persona que atacó el templo. “No vi ningún deseo de venganza”, afirmó el sacerdote, al referirse a los fieles. El cardenal y obispo de Estocolmo, Anders Arborelius, precisó que recibió la noticia del templo que fue vandalizado “con dolor y consternación” y ratificó sus oraciones “por la comunidad en este momento difícil”.

Puede interesarle: Foto escolar en Suecia: velo islámico sí, cruz no

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre