Paramilitares disparan a grupo de católicos mexicanos que entregaba ayuda humanitaria

Un grupo de Caritas de San Cristóbal de las Casas y del Fideicomiso por la Salud de los Niños Indígenas de México, en coordinación con la parroquia de San Andrés Apóstol, entregaba alimentos a las familias en Chiapas, cuando la misionera dominica María Isabel Hernández, de 52 años, fue herida en una pierna por las balas de los grupos paramilitares.

Paramilitares disparan a grupo de católicos mexicanos
Foto: Frayba.

Paramilitares disparan a grupo de católicos mexicanos que entregaba ayuda humanitaria a una comunidad indígena en Cotzilnam, Aldama, desplazada por la violencia en la región, en el que la misionera dominica María Isabel Hernández, de 52 años, fue herida en una pierna por las balas, el 18 de noviembre pasado. El hecho se produjo cuando un grupo de Caritas de San Cristóbal de las Casas y del Fideicomiso por la Salud de los Niños Indígenas de México, en coordinación con la parroquia de San Andrés Apóstol, entregaba alimentos a las familias en Chiapas. Según informaron medios locales, hubo un enfrentamiento armado entre los pobladores de las comunidades de Santa María Magdalena y Santa Marta.

«Los disparos, con arma de alto calibre, presuntamente son del Sector Santa Marta. Debido a esta agresión no se entregó ayuda humanitaria a las comunidades que sufren una crisis alimentaria y de servicios básicos. Nuestra religiosa María Isabel Hernández Rea, de las Hermanas Dominicas de la Reina del Santo Rosario, resultó herida en el atentado», precisó el obispo de San Cristóbal de las Casas, Rodrigo Aguilar. «El problema de fondo no se resolvió y la violencia se incrementó con ataques diarios en varios puntos y en diversas comunidades de Aldama. En varias ocasiones, de manera privada o pública, denunciamos esta situación ante los órganos de gobierno federal y estatal. Pedimos también el desarme de los grupos paramilitares», indicó el prelado.

Aguilar condenó este ataque y los anteriores que sufrieron las comunidades, uniéndose a la petición de esclarecimiento y castigo a los responsables. «Pedimos que se garantice la seguridad de la población vulnerable en las comunidades del estado de Chiapas. Instamos al Estado mexicano a desarmar y a desmantelar a los grupos civiles paramilitares armados en esta zona y someterlos a la ley junto con quienes les proveen de armas. ¡No queremos más heridos y muertos! ¡No queremos más desplazados! ¡Ya no queremos el sufrimiento de mujeres, niñas y niños! ¡No queremos más armas en nuestro país!», imploró.

Grupos de laicos difundieron un comunicado —publicado en las redes sociales del obispado de San Cristóbal de las Casas— en el que aseveraron que «la inseguridad que viven pueblos indígenas se acrecienta cada día más en Chiapas y la violencia aumentó en una espiral en donde ya no se respetan los derechos humanos». Exigieron a las autoridades federales, estatales y municipales que «se esclarezcan los hechos y se castiguen a los responsables intelectuales y materiales de este ataque».

Puede interesarle: Denuncian amenazas de muerte del crimen organizado contra sacerdotes en México

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre