Obispos de Uruguay: «Proyecto quiere modificar valoración del derecho a vida»

La Conferencia Episcopal de Uruguay destacó la importancia de los cuidados paliativos, que en el país «adquirieron un gran desarrollo, aunque aún hay mucho por hacer», en el documento 'Afrontar el final de la vida: un aporte al debate público', en el contexto de la discusión por la legalización de la eutanasia y el suicidio asistido en Uruguay.

Los obispos de Uruguay indicaron que «el proyecto presentado quiere modificar la valoración social del principal derecho: el derecho a la vida», tras realizar una distinción del orden legal y del moral y analizar diferentes artículos de la Constitución del país, en el documento ‘Afrontar el final de la vida: un aporte al debate público’, en el contexto de la discusión por la legalización de la eutanasia y el suicidio asistido.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

La Conferencia Episcopal de Uruguay (CEU), que dividió el texto en 3 partes y tiene un resumen conclusivo, indicó que pretende brindar su «aporte en esta importante problemática moral». La primera parte de la declaración titulada ‘En favor de una cultura de la vida’ reiteró que «la vida de cada persona es bella, única, irrepetible e insustituible», al insistir en el sentido de la vida en toda persona y en todo momento, también del débil, sufriente o al final de la vida humana. Los prelados defendieron la necesidad de «acoger, proteger y acompañar a la persona en la etapa final de su vida», y junto con ello de que las leyes defiendan siempre la dignidad de la persona y garantizar su cuidado.

Destacaron la importancia de los cuidados paliativos, que en Uruguay «adquirieron un gran desarrollo, aunque aún hay mucho por hacer». La segunda parte de la declaración presenta los criterios para el debate social ante las nuevas propuestas, al partir de la idea de que la eutanasia y el suicidio asistido son éticamente inaceptables, considerándolo «un delito gravísimo porque atenta contra el más fundamental y básico de todos los derechos humanos». «El proyecto presentado quiere modificar la valoración social del principal derecho: el derecho a la vida», aseveraron los obispos de Uruguay. El tercer apartado propone una cultura del encuentro y del amor, al reflexionar sobre la verdadera compasión y el respeto a la dignidad de la persona. Los prelados defendieron la Buena Noticia de Dios como plenitud de vida y amor, dado que «la vida humana es creada y sostenida por Dios».

Puede interesarle: Iglesia en Uruguay celebra fiesta de la Virgen de los Treinta y Tres

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre