Obispo Olivera: «El amor grande de Dios que se hace pequeño tenga lugar en la posada de nuestro corazón»

El obispo castrense de la Argentina, Santiago Olivera, indicó que "la Navidad nos recuerda que Dios está con nosotros". "Quiero que pongamos nuestra mirada en el pesebre y descubrir la fragilidad de un Dios que es todopoderoso, grande y rico, pero que yace pobre, pequeño y frágil", pidió.

El obispo castrense de la Argentina, Santiago Olivera, exhortó a que «el amor grande de Dios que se hace pequeño tenga lugar en la posada de nuestro corazón», en el mensaje que envió a la comunidad militar por el tiempo de Adviento y Navidad, difundido el jueves 17 de diciembre. Reflexionó que «la Navidad nos recuerda que Dios está con nosotros».

«La gran alegría del anuncio es que ‘hoy les ha nacido el Salvador, el Emmanuel'», sostuvo, al indicar que esto sucede en “cualquier situación de nuestra vida, porque tanto amó Dios al mundo que envió a su hijo para salvarnos”. El obispo Olivera pidió «que estos recuerdos de un amor grande de Dios que se hace pequeño, y la Palabra que se hace carne tenga lugar en la posada de nuestro corazón. Mencionó que este fue «un año muy especial», tras recordar que “muchos hermanos nuestros han sufrido la muerte, la pérdida, sus familiares y amigos; muchos hemos tenido el temor a los contagios, la inseguridad; muchos tristemente han perdido el trabajo».

El prelado destacó, pese a la situación, las «cosas muy buenas de solidaridad, de fraternidad, de experiencia de Dios en nuestra propia vida, de reconocer que estamos en la mano de Dios, que en la vida es un don de Dios, un tesoro que tenemos que custodiar siempre, desde el comienzo hasta el fin». «Quiero que pongamos nuestra mirada en el pesebre y descubrir la fragilidad de un Dios que es todopoderoso, grande y rico, pero que yace pobre, pequeño y frágil», solicitó, al referirse a “un acontecimiento que debe ser fundante para toda nuestra vida».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre