Obispo Margni recuerda a los consagrados «su íntima pertenencia a Cristo y su Evangelio»

El obispo de Avellaneda-Lanús, Marcelo Julián 'Maxi' Margni, precisó a los consagrados que «en estos tiempos tan singulares de pandemia, cada uno» de ellos «son de vital importancia en el testimonio de esa esperanza que nace del Evangelio».

Obispo Margni recuerda a los consagrados
Foto: Facebook Diócesis de Avellaneda-Lanús.

El obispo de Avellaneda-Lanús, Marcelo Julián Margni, recuerda a los consagrados «su íntima pertenencia a Cristo y su Evangelio», en su saludo a la vida consagrada, el miércoles 2 de febrero, en el día en el que la Iglesia celebró la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, en la fiesta de la Presentación del Señor. El prelado indicó que si bien en Argentina trasladaron la jornada al 8 de septiembre «aprovecha esta fecha tan significativa para llegar a los consagradas y consagrados» de la jurisdicción eclesiástica con su saludo fraterno.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Me uno a todo el pueblo creyente para alabar y dar gracias a Dios, por el don de sus vidas y sus vocaciones, por su misión, su presencia y su aporte a la vida de toda la comunidad eclesial», aseguró. «Las figuras de Simeón y Ana en el Evangelio de hoy, 2 creyentes que esperan la consolación del pueblo de Dios y la anuncian a toda persona que espera la redención, hablan con elocuencia del testimonio que ustedes mismos ofrecen hoy en el seno de la Iglesia», destacó el obispo Margni, quien recuerda a los consagrados «su íntima pertenencia a Cristo y su Evangelio».

Video de la diócesis de Avellaneda-Lanús. 

Precisó a los consagrados que «en estos tiempos tan singulares de pandemia, cada uno» de ellos «son de vital importancia en el testimonio de esa esperanza que nace del Evangelio». «Quiero agradecerles, en particular, todo el trabajo que han realizado en estos largos meses de pandemia y les invito a seguir sosteniendo —con sus palabras y sus acciones, pero también con el testimonio discreto de su vida en común o en medio de los hombres y las mujeres de nuestro tiempo y, sobre todo, el de su íntima pertenencia a Cristo y su Evangelio— la esperanza de vida, de dignidad y de justicia en el pueblo que estamos llamados a consolar», reflexionó el prelado.

Saludo a la vida consagrada del obispo Margni en PDF.

Puede interesarle: Obispo Zordán: «La vida consagrada es un regalo muy grande de Dios para nuestras comunidades»

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre