Obispo Malfa: «La Iglesia existe para evangelizar, esta es su dicha, su vocación»

El obispo de Chascomús, Carlos Malfa, recordó que para la Iglesia la evangelización es «su alegría y su identidad», al presidir una Misa en el día de la Virgen de los Dolores en la que celebró las fiestas patronales de la ciudad que lleva ese nombre.

Obispo Malfa: «La Iglesia existe

El obispo de Chascomús y secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Carlos Malfa, reiteró que «la Iglesia existe para evangelizar, esta es su dicha, su vocación», al presidir una Misa en el día de la Virgen de los Dolores en la que celebró las fiestas patronales de la ciudad que lleva ese nombre. Hubo una procesión en la Plaza Castelli. Posteriormente en la celebración eucarística se realizó la toma de posesión del párroco de Nuestra Señora de los Dolores.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«La Iglesia existe para evangelizar, esta es su dicha, su vocación, su alegría y su identidad», reflexionó el obispo Malfa. «Este anuncio del Evangelio, en la diócesis de Chascomús, lo vamos realizando a través de lo que se llama el Sistema Integral de Nueva Evangelización, que es la renovación que el obispo está pidiendo a las comunidades para ser cada vez más ardientes en el anuncio de Jesucristo. Este Sistema Integral le permite a los sacerdotes vivir más profundamente y más plenamente su ministerio sacerdotal, y llama a los bautizados a que vivan en profundidad su bautismo, de modo que pastores y fieles caminen juntos en la presencia del Señor, anunciando a Jesucristo», explicó el prelado.

Malfa destacó 2 gestos y actitudes de María, al referirse a la celebración de Nuestra Señora de los Dolores. «Nos llevamos su compasión y nos llevamos su sonrisa… Hoy María está en la gloria y en la alegría de la resurrección, y entonces esas lágrimas de María se han transformado en una sonrisa que nunca podrá extinguirse. Pero permanece intacta la compasión de María por cada uno de nosotros. Buscar la sonrisa de María no es una sensiblería de boca o un infantilismo piadoso. Buscar y recibir la sonrisa de María es ser fieles a la escritura que nos la muestra y nos la entrega cuando desde lo hondo del corazón sus labios proclaman el Magníficat, proclaman la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador», aseguró, al exhortar a que «llevemos a todos la sonrisa de María, y llevemos a todos la compasión de María».

Puede interesarle: Obispo Scozzina exhorta a «liberarnos de las ideologías, de todo tipo que no hacen al anuncio del Evangelio»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre