Obispo Jofré pide «mantener fija la mirada en Dios que no deja de fortalecernos con su gracia»

El obispo de Villa María, Samuel Jofré, precisó a los presbíteros en la Misa Crismal que "la oración es la fuerza de nuestra vida y ministerio". Destacó que el sacerdocio es un "don precioso de la misericordia de Dios para toda la humanidad".

Obispo Jofré pide mantener fija la mirada en Dios
Foto: YouTube Catedral Santuario Villa María.

El obispo de Villa María, Samuel Jofré, pide a los sacerdotes en estos tiempos «mantener fija la mirada en Dios que no deja nunca de sostenernos y fortalecernos con su gracia», al presidir recientemente en la catedral local su Misa Crismal, trasladada desde el Jueves Santo, en presencia del clero diocesano. Pidió a los presbíteros no dejarse «abatir por las contradicciones que la obra de Cristo sufre en nuestros días».

«No confiamos en nuestras luces o en nuestra decisión. Nuestra debilidad nos resulta patente», indicó el prelado a los sacerdotes, al reiterar que «la oración es entonces la fuerza de nuestra vida y ministerio». Destacó que el sacerdocio es un «don precioso de la misericordia de Dios para toda la humanidad, que nosotros hemos recibido y procuramos transmitir fielmente: la santidad de Dios regalada a nuestra pobreza, para gozar de ella por toda la eternidad». El obispo Jofré, que pide «mantener fija la mirada en Dios, indicó que el Señor «al ungirlos con el Espíritu Santo como sacerdotes» los constituyó «como servidores de la comunión de Dios con los hombres».

El prelado explicó que las promesas sacerdotales no son solo «un esfuerzo moral nuestro, sino la sencilla correspondencia al amor primero de Jesús por nosotros y su Iglesia». Pidió al clero y a los fieles «a redoblar nuestra oración por las vocaciones». «Que sea el amor a Cristo, el amor a la Iglesia, el amor a nuestro sacerdocio, el amor a los fieles que necesitan del ministerio sacerdotal, que nos mueva a redoblar, a insistir en un clamor: ‘¡Señor, envía obreros a tu mies; Señor danos sacerdotes; Señor, danos muchos sacerdotes; Señor, danos muchos y santos sacerdotes!’», exhortó. «Queremos actuar con humildad, pero con la valentía que Cristo nos pide y el mundo requieren. La centralidad de Cristo en nuestra vida será como un faro y criterio inspirador», enfatizó Jofré.

Puede interesarle: Obispo Croxatto: «Estamos invitados siempre a mirar la Cruz»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre