Obispo de Haití destaca obra de caridad de sor Luisa, misionera italiana asesinada

El obispo de Anse-à-Veau-Miragoâne, Pierre-André Dumas, indicó que sor Luisa Dell’Orto «trabajó muy bien en la educación de los más pequeños». «Se puso en sintonía con los pobres. Para nuestra Iglesia local se convirtió en un punto de referencia también porque la suya fue una existencia vivida en el martirio: una persona discreta que no hacía ruido, pero que encarnaba los verdaderos valores del Evangelio», afirmó.

Obispo de Haití destaca obra
Foto: Twitter ACS-Italia.

El obispo de Anse-à-Veau-Miragoâne, Pierre-André Dumas, destaca la obra de amor y caridad de sor Luisa Dell’Orto, misionera italiana y hermanita del Evangelio de Carlos de Foucauld, que fue asesinada en un presunto intento de robo en Haití, donde se dedicada sobre todo al servicio de los niños de la calle, el 25 de junio pasado. El prelado indicó que la Iglesia en el país está conmocionada por la pérdida de la hermana Luisa.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Se convirtió en un punto de referencia para nosotros. Trabajó con valentía en una zona peligrosa para llevar ayuda concreta a todos. La consideramos una mártir», sostuvo Dumas, tras las palabras del Papa Francisco el domingo 26 de junio, al finalizar el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, quien indicó que «sor Luisa hizo de su vida un don para los demás, hasta el martirio». «Nuestra pequeña hermana trabajaba en una zona difícil y violenta de la periferia de la capital, Puerto Príncipe. Un área que siempre desaconsejamos. Sin embargo, la hermana Luisa no tuvo miedo de ir a la barriada más indigente para llevar ayuda concreta a todos», aseguró el obispo Dumas, que destaca que la obra de amor y caridad de sor Luisa fortaleció a la Iglesia en Haití y la fortificó de manera excepcional.

El prelado de una de las diócesis más pobres del país caribeño, que llegó a conocer bien a la hermana asesinada, ratificó que la religiosa «trabajó muy bien en la educación de los más pequeños, creando, por ejemplo, hasta clases de danza y sacando a relucir las aptitudes ocultas de los niños y jóvenes, potenciándolas con profesionalidad». «Se puso en sintonía con los pobres. Para nuestra Iglesia local se convirtió en un punto de referencia también porque la suya fue una existencia vivida en el martirio: una persona discreta que no hacía ruido, pero que encarnaba los verdaderos valores del Evangelio. También pudimos apreciar todo esto cuando fue formadora en el seminario mayor, un trabajo excelente que duró más de 20 años», enfatizó.

Puede interesarle: Masacran en ataque armado a misionera italiana dedicada a niños de la calle en Haití

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre