Obispo de Chile: «Confesiones religiosas son factor social esencial en nuestra patria»

El obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, se refirió a la discusión que sostiene la Convención Constitucional para definir el rol de la libertad religiosa en Chile. «Las nuevas leyes deben tener en cuenta este doble ámbito de su aporte al bien común. El espiritual, que toca el corazón del que sufre, y el material, que alimenta el cuerpo que padece», explicó.

Obispo de Chile: «Confesiones religiosas
Foto: YouTube Canal ISB.

El obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González Errázuriz, reiteró que «las confesiones religiosas son un factor social esencial en nuestra patria», en una carta al diario ‘El Mercurio’, tras la discusión que sostiene la Convención Constitucional para definir el rol de la libertad religiosa en Chile, organismo a cargo de redactar una nueva Constitución para el país trasandino. En una de las sesiones se preguntó sobre el papel de la Iglesia durante la pandemia, por lo que el prelado reflexionó que «lo primero fue estar junto a la gente que lo pasaba mal». La iniciativa Nº 3.042 sobre ‘Libertad de conciencia y religión’ fue propuesta por distintas confesiones religiosas presentes en Chile.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

«Las confesiones religiosas son un factor social esencial en nuestra patria», recordó el obispo de Chile, tras indicar que «miles de personas lo agradecen cada día». «Las nuevas leyes deben tener en cuenta este doble ámbito de su aporte al bien común. El espiritual, que toca el corazón del que sufre, y el material, que alimenta el cuerpo que padece», explicó el prelado. Enfatizó que «es difícil cuantificar aquello, pero ahora que surge con claridad todo el inmenso tema de las soledades, las depresiones, la angustia del encierro y tantas otras realidades aún presentes; miles de personas, sacerdotes, religiosas y laicos, estuvieron allí: con la familia que sufre, con el entubado en los hospitales, con los adultos mayores solos y en la desesperanza».

Aseguró que «fue un tiempo de constante acción pastoral, silenciosa y focalizada». «Cada parroquia, cada comunidad cristiana, conoce a sus gentes y sabe bien dónde está el sufrimiento. Una auténtica movilización espiritual, especialmente de jóvenes, que iban y venían. Es el mandamiento del amor al prójimo, corazón de la vida de la Iglesia, hecho carne en el más carenciado», ratificó, al indicar que se destinaron en forma gratuita las instalaciones para atender a los contagiados, para asistir a los que estaban abandonados y los adultos mayores. Además, se organizó un sistema de distribución de alimentos, ropa de abrigo, vales de gas, cajas de alimentación, ropa de invierno nueva, materiales para evitar los contagios, entre otros, que se calculó en un monto aproximado de 4.500.000.000 de pesos en el 2020. «Las diversas confesiones hicieron un aporte social a la vida del país que solo los beneficiarios directos y Dios conoce bien», afirmó.

Puede interesarle: Chile discutirá propuesta de ley sobre libertad religiosa en Convención Constitucional

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre