Obispo Bochatey pide «un pacto para superar toda barrera defensiva y poner en el centro la dignidad del enfermo»

El presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Salud, Alberto Bochatey, afirmó que "el contacto en esta relación, en este pacto con la persona enferma, encuentra la fuente inagotable de motivación en la caridad de Cristo". "Por eso del misterio de la muerte y la resurrección de Cristo, brota el amor que puede dar un sentido pleno, tanto a la condición de paciente como a aquel que lo cuida", ratificó.

Obispo Bochatey centro la dignidad del enfermo
Foto: YouTube Mercado X Expertos.

El obispo auxiliar de La Plata y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Salud, Alberto Bochatey, pidió «un pacto basado en la confianza, en el respeto mutuo, en la sinceridad, en la disponibilidad, para superar toda barrera defensiva y poner en el centro la dignidad del enfermo», en diálogo con AICA, por la 29 Jornada Mundial del Enfermo, que la Iglesia católica celebra el 11 de febrero, fiesta de la Virgen de Lourdes. Habló del mensaje del Papa Francisco para esta jornada con el título ‘Uno solo es vuestro Maestro, y todos ustedes son hermanos. La relación de confianza, fundamento en el cuidado del enfermo’.

«Este año, bajo los efectos de la pandemia, nos hace más sensibles al tema de los enfermos, de los más pobres, de los más marginados», precisó, al mencionar «3 o 4 puntos realmente importantes» del texto para la Jornada Mundial del Enfermo de Francisco. Recordó que el Pontífice indicó «también en estos días al cuerpo diplomático, que es una pena, es un dolor ver que cada vez más, los políticos que tienen responsabilidad, bajo el pretexto de garantizar supuestos derechos subjetivos, parecen distanciarse del deber esencial de proteger la vida humana en todas sus etapas, promoviendo el aborto, promoviendo la eutanasia, suprimiendo el derecho a la vida de los más débiles».

El prelado exhortó a «una reflexión importante para poder avanzar en una verdadera curación, en una terapia que sea realmente efectiva: poder realizar un pacto entre los más necesitados, entre los que son cuidados, los enfermos; y los que cuidan». «Tutelar la profesionalidad de los agentes sanitarios y mantener una buena relación con las familias y los pacientes. El pacto de confianza es fundamental y no se crea de un minuto al otro, se va elaborando de a poco a todos los niveles sociales. Y el contacto en esta relación, en este pacto con la persona enferma, encuentra la fuente inagotable de motivación en la caridad de Cristo, por eso del misterio de la muerte y la resurrección de Cristo, brota el amor que puede dar un sentido pleno, tanto a la condición de paciente como a aquel que lo cuida”, aseguró el obispo Bochatey, que pidió poner en el centro la dignidad del enfermo.

Puede interesarle: Obispo Bochatey: «Primero está la vida, sin duda, pero que no nos chicaneen después»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre