Obispo Álvarez permanece bajo «resguardo domiciliar» en Managua por policía sandinista

La Policía Nacional reveló que el obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, permanece bajo «resguardo domiciliar» en Managua, la capital de Nicaragua. La arquidiócesis de Managua aseveró que la «condición física» de Álvarez «está desmejorada», pero «su ánimo y espíritu están fuertes», después que el cardenal Leopoldo Brenes se reunió y pudo conversar con el prelado detenido.

La Policía Nacional de Nicaragua reveló que el obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, permanece bajo «resguardo domiciliar» en Managua, tras ser sacado de la Curia diocesana entre las 2 y las 3 de la mañana del viernes 19 de agosto, junto a las personas que lo acompañaban. Los sacerdotes, seminaristas y el laico que acompañaban al prelado fueron «trasladados a la ‘Dirección de Auxilio Judicial’, un reclusorio conocido como un lugar de torturas para opositores de la dictadura, conocido también como ‘El Chipote’», tal como indicó ‘ACI Prensa’. La Policía sandinista mantuvo cercado dentro de la casa episcopal de Matagalpa a Álvarez desde el 4 de agosto pasado, sin permitir el acceso de alimentos ni medicamentos.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Los agentes policiales del gobierno sandinista indicaron algunas horas después del arresto, en un comunicado que la detención de Álvarez permitió supuestamente «recuperar la normalidad para la Ciudadanía y las Familias matagalpinas» (sic), pero no precisa las presuntas razones que sustenten la afirmación. «Durante varios días se esperó con mucha paciencia, prudencia, y sentido de responsabilidad una comunicación positiva del obispado de Matagalpa, que nunca llegó a darse y que, al persistir las actividades desestabilizadoras y provocadoras, hizo necesario el citado operativo de Orden Público», sostuvo la Policía sandinista, sin especificar las supuestas acciones desestabilizadoras del prelado, ni menciona si los operativos contra Álvarez que restringen su libertad de desplazamiento, domicilio e integridad personal, ejecutan lo dictaminado por una autoridad judicial.

Explicó que el obispo Álvarez ya permanece bajo «resguardo domiciliar» en Managua, y que pudo conversar con sus familiares y con el cardenal Leopoldo Brenes. Sobre los otros prisioneros junto al prelado, enfatizó que «continúan cumpliendo las diligencias respectivas en la Dirección de Auxilio Judicial». Brenes se reunió durante la mañana del viernes 19 de agosto con el obispo Rolando Álvarez, tal como aseguró comunicado difundido esa tarde por la arquidiócesis de Managua. Aseveró que la «condición física» de Álvarez «está desmejorada», pero «su ánimo y espíritu están fuertes». La jurisdicción eclesiástica confirmó expresó «su solidaridad y cercanía con la hermana diócesis de Matagalpa, ante el acontecimiento triste vivido la madrugada de hoy».

«El cardenal Leopoldo Brenes, tuvo la oportunidad de visitar y conversar con Álvarez en su residencia familiar, patentizando su estima fraterna en nombre de nuestra iglesia nicaragüense. Álvarez le ha manifestado su confianza en la oración de todos ante esta difícil situación que vivimos en comunión eclesial», indicó. La abogada nicaragüense Martha Patricia Molina Montenegro, integrante del Observatorio Pro Transparencia y Anticorrupción, precisó en diálogo con ‘ACI Prensa’ que para el prelado detenido «hay 2 salidas», que son «el destierro o la cárcel». Consideró que Álvarez «no tolerará jamás» la alternativa de abandonar Nicaragua, «y menos al enterarse que el resto de sacerdotes y seminaristas fueron enviados a la cárcel de torturas conocida como El Chipote».

Puede interesarle: Se desconoce el paradero del obispo Álvarez detenido abruptamente por policía sandinista

4 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre