Más de 1.000 conventos en Polonia y Ucrania asisten a familias que huyen tras invasión rusa

El Consejo de Superiores Mayores de Congregaciones de Religiosas de Polonia precisó que «en 924 conventos de Polonia y 98 de Ucrania, hermanas están prestando ayuda espiritual, psicológica, médica y material». Hasta ahora fueron alojados 3.060 niños, 2.420 familias y aproximadamente 2.950 adultos.

Más de 1.000 conventos en Polonia y Ucrania asisten a las familias que huyen tras invasión rusa que comenzó hace casi 3 semanas, tal como indicó el Consejo de Superiores Mayores de Congregaciones de Religiosas de Polonia, el martes 15 de marzo. Cada una de las casi 150 congregaciones de religiosas que operan en Polonia y Ucrania ayudan a un número de personas que va entre unos pocos y hasta 18.000. Según la agencia ucraniana ‘Ukrinform’, «se produjo un nuevo ataque aéreo contra Kiev, después de lo cual se escucharon explosiones en varios distritos de la capital». La capital de Ucrania, que está parcialmente rodeada por las tropas rusas, se despertó el martes 15 de marzo con 3 explosiones. Los servicios de emergencia indicaron posteriormente que correspondían a ataques contra zonas residenciales en distintos distritos. Al menos hubo 2 víctimas fatales en el ataque a un edificio residencial en Kiev, precisó ‘Infobae’.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«En 924 conventos de Polonia y 98 de Ucrania, hermanas están prestando ayuda espiritual, psicológica, médica y material», indicó, en un comunicado, en el que se refiere a los más de 1.000 conventos en Polonia y Ucrania que prestan asistencia. Se organizaron alojamientos en 498 conventos en Polonia y 76 en Ucrania. Hasta ahora fueron alojados 3.060 niños, 2.420 familias y aproximadamente 2.950 adultos. En 64 instituciones hay 600 plazas para huérfanos, y en 420 instituciones hay casi 3000 plazas para madres con hijos. Las religiosas, desde el comienzo de la invasión de Rusia a Ucrania, el 24 de febrero pasado, preparan y distribuyen comidas calientes, alimentos, productos sanitarios, ropa y mantas. Además, ayudan a transportar a las personas desde los lugares afectados por la invasión, median en la búsqueda de trabajo en Polonia, crean puestos de trabajo adicionales en sus centros, coordinan la asistencia a los refugiados en sedes de ayuda, asisten a los niños ucranianos a entrar en las escuelas polacas, sirven de traductoras de la lengua ucraniana y organizan clases para niños y madres procedentes de Ucrania. Los ancianos y los discapacitados también pueden encontrar refugio en instituciones dirigidas por las hermanas.

Las comunidades religiosas en Polonia juntan constantemente alimentos y productos de higiene que se envían a Ucrania, se entregan a los refugiados o a las casas que dirigen las congregaciones en las que las víctimas reciben ayuda. Las congregaciones también hacen donaciones económicas y transmiten fondos a través de sus fundaciones. Actualmente, hay más de 332 hermanas de congregaciones religiosas polacas en Ucrania. «Las hermanas y yo decidimos quedarnos aquí, porque era necesario estar con la gente en este tiempo de la sinodalidad y donde la guerra nos esta afectando, era importante estar con los refugiados», precisó la hermana Gloria, religiosa colombiana de las Hermanas Doroteas, Hijas de los Sagrados Corazones, que desde hace 4 años vive en Yavoriv, Ucrania, al hablar de la situación que atraviesan en el país, publicó ‘Vatican News’. «Desde el inicio el obispo pidió de organizar la casa y la parroquia por si acaso era necesario. Entonces, con el párroco y los parroquianos organizamos la sacristía, el segundo piso y aquí en esta casa lo que se llama, la escuela polaca. Allí, se prepararon más o menos 20 puestos de camas, donde ya ahora tenemos a 10 personas», aseguró.

Puede interesarle: Religiosas en Ucrania continúan con la atención a los heridos y sus familias

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre