Madre cristiana en Pakistán acusada de blasfemia está en prisión desde hace más de 9 meses

Shagufta Kiran está en prisión desde hace más de 9 meses, tras ser acusada de supuesta blasfemia en un grupo de WhatsApp. El presidente de Voice for Justice, Joseph Jansen, explicó que las leyes contra la blasfemia son incompatibles con los derechos humanos, que garantizan un juicio justo y la libertad religiosa.

Madre cristiana en Pakistán acusada

Shagufta Kiran, una madre cristiana en Pakistán, está en prisión desde hace más de 9 meses, tras ser acusada de supuesta blasfemia en un grupo de WhatsApp. Kiran fue arrestada durante una redada policial el 29 de julio de 2021. Tras su arresto, los otros miembros de la familia se vieron obligados a refugiarse en lugares seguros para huir de la persecución. La mujer cristiana fue acusada en virtud del artículo 11 de la ley de prevención de delitos electrónicos y los artículos 295-A, 295-C, 298, 298-A y 109 del Código Penal de Pakistán. El caso se verá en el tribunal el 23 de mayo próximo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Mi esposa y yo vivíamos felices con nuestros hijos. Pero la acusación de blasfemia ha hecho que nuestra diera un vuelco: ahora estoy muy preocupado por el presente y el futuro», precisó Rafiq Masih, el marido de Shagufta. «Estamos preocupados por su futuro, rezamos para que el tribunal la libere y pueda volver con nosotros», indicó Nihaal, su hija de 18 años. Harrison, su hijo de 15 años, explicó que ni siquiera podía tomar la mano de su madre cuando fue a visitarla a la cárcel. «La tienen en una habitación pequeña y hay una barrera de separación entre los reclusos y los visitantes. Es desgarrador verla encerrada en un espacio tan pequeño. Vivir sin madre es como vivir en un cuerpo sin alma», afirmó, al referirse a su madre cristiana acusada de blasfemia en Pakistán.

El presidente de Voice for Justice, Joseph Jansen, explicó que las leyes contra la blasfemia son incompatibles con los derechos humanos, que garantizan un juicio justo y la libertad religiosa. «Las leyes contra la blasfemia y la ley de prevención de delitos electrónicos de 2016 se usan para restringir la libertad de expresión, de pensamiento, de conciencia y religión como lo demuestran varios casos, entre ellos el de Shagufta Kiran. La normativa vigente no garantiza la presunción de inocencia ni la proporcionalidad de las penas. Por el contrario, en las acusaciones de blasfemia inventadas, el acusador goza de impunidad incluso si ha realizado una falsificación», enfatizó Jansen.

Puede interesarle: «Permanecimos en el corredor de la muerte durante 8 años por falsos cargos de blasfemia». 

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre