LOS ATAQUES DEL GOBIERNO A LA IGLESIA EN NICARAGUA CONTINÚAN.

Por Jennifer Almendras.

Los medios digitales se centraron en 1 tema principal en la última semana: los ataques del gobierno sandinista a la Iglesia en Nicaragua se incrementaron.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

En cuanto al incremento de los ataques del gobierno de Daniel Ortega a la Iglesia en NicaraguaLa Nación tituló: «Iglesia católica de Nicaragua denuncia arresto de sacerdote». «La Iglesia católica de Nicaragua denunció el lunes la detención de un sacerdote en una zona del norte del país en medio de fuertes tensiones con el gobierno de Daniel Ortega y mientras el obispo Rolando Álvarez continúa sitiado por la policía en la curia episcopal del norteño departamento de Matagalpa». La Nación también rotuló: «AP Explica: los ataques a la Iglesia católica en Nicaragua». «En los primeros días de agosto, el gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua ordenó el cierre de siete radiodifusoras de la iglesia católica y abrió una investigación contra el obispo de la ciudad de Matagalpa, Rolando Álvarez, por presunta organización de grupos violentos a los que habría incitado ‘a ejecutar actos de odio contra la población’. Esta no es la primera vez que el Estado nicaragüense silencia a medios de comunicación y otras voces que lo cuestionan. La escalada de tensión eventualmente alcanzó al nuncio en Managua, Waldemar Sommertag, a quien el gobierno obligó a abandonar el país en marzo pasado», recordó este sitio. El mismo medio destacó en su titular: «Iglesia católica de Nicaragua vive momento crítico en su relación con Gobierno de Ortega». «La Iglesia católica de Nicaragua enfrenta su momento más álgido en la relación con el gobierno del presidente Daniel Ortega, tras la retención del obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, uno de los más críticos a la gestión oficial. Persecución, allanamientos, cárcel, cierre de medios de comunicación católicos y exilio de religiosos, son algunas de las acciones oficiales represivas que enfrenta la Iglesia, en medio de la crisis que vive el país desde 2018, cuando se produjeron protestas masivas contra el gobierno de Ortega. ‘La Iglesia católica es la —institución— más creíble, de confianza y credibilidad en la población. El sitio al obispo Álvarez es un episodio más en el forcejo y represión que Ortega y —su esposa y vicepresidenta, Rosario— Murillo están ejerciendo para que se pliegue a sus posiciones’, dijo a la AFP la socióloga Elvira Cuadra», enfatizó. La Nación tituló: «Celebran Misa en catedral de Managua bajo vigilancia». «Cientos de nicaragüenses asistieron el sábado a una misa en la catedral de Managua bajo vigilancia policial, después que el gobierno prohibiera una procesión en honor a la Virgen de Fátima y en medio de fuertes tensiones entre la administración de Daniel Ortega y la Iglesia católica. La Policía desplegó efectivos en los alrededores de la catedral y en la cercana rotonda de Metrocentro, un emblemático sector de Managua que fue escenario de grandes protestas opositoras durante la revuelta social de 2018, las que quedaron prohibidas desde septiembre de ese año». Clarín rotuló: «Crece la guerra de Daniel Ortega contra la Iglesia católica de Nicaragua: Ahora prohíben una peregrinación» y «La represión de Daniel Ortega: la diócesis de Nicaragua denunció el arresto y desaparición de un sacerdote». Infobae destacó en su titular: «El régimen de Daniel Ortega continúa los ataques a la Iglesia católica y prohibió una procesión en Managua». «Las fuerzas de la dictadura argumentaron cuestiones de ‘seguridad’ para suspender el evento, en medio de una ola de arremetidas contra los representantes de la institución religiosa. El obispo Rolando Álvarez, crítico de Ortega, es objeto de una investigación policial por el supuesto delito de conspiración y se mantiene desde hace dos semanas cercado por tropas policiales en el Palacio Episcopal de la diócesis que dirige en el norte del país», explicó este sitio. Perfil rotuló en una nota de Jorge Elías: «Continúa la persecución de sacerdotes católicos en Nicaragua». «La denuncia surge a partir de una serie de detenciones y violaciones de las libertades democráticas por parte del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Organismos de derechos humanos se suman a los reclamos de la institución religiosa», indicó Elías. El mismo medio destacó en su titular: «La Iglesia de Nicaragua clama ayuda al Papa Francisco por los ataques del gobierno: ‘No nos dejen solos’». «Más de 60 organizaciones civiles y católicas le solicitaron al líder del Vaticano que los apoye, luego de numerosos ataques a obispos, monjas y radios de la iglesia católica por parte del gobierno de Daniel Ortega», aseguró este sitio.

LOS ATAQUES DEL GOBIERNO A LA IGLESIA EN NICARAGUA CONTINÚAN.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre