Líderes cristianos en Tierra Santa repudian falta de respeto a iglesia y a memoria de periodista asesinada

Los patriarcas, obispos y fieles de las Iglesias y comunidades eclesiales de Tierra Santa deploraron la violenta incursión de las fuerzas policiales, quienes interrumpieron en el funeral de la periodista palestina Shireen Abu Aqleh, mientras el féretro era llevado a hombros desde el Hospital San José hasta la iglesia de la catedral greco melquita en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Líderes cristianos en Tierra Santa repudian
Foto: Vatican News.

Los líderes cristianos en Tierra Santa repudian la falta de respeto a la iglesia y a la memoria de periodista Shireen Abu Akleh —asesinada el miércoles 11 de mayo en Jenin, durante una incursión del ejército israelí—, en una declaración, tras la reciente violenta agresión de la policía israelí contra su cortejo fúnebre, el viernes 13 de mayo. Los agentes interrumpieron en el funeral de la periodista mientras el féretro era llevado a hombros desde el Hospital San José hasta la iglesia de la catedral greco melquita en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Los patriarcas, obispos y fieles de las Iglesias y comunidades eclesiales de Tierra Santa deploraron la violenta incursión de las fuerzas policiales, al indicar que representa «una grave violación de las normas y reglamentos internacionales incluido el derecho humano fundamental como es el derecho a la libertad de religión, que debe ser respetado también en un espacio público». «La policía israelí al irrumpir en un instituto de salud cristiano, le faltó al respeto a la iglesia, al instituto en cuestión y le faltó el respeto a la memoria de la fallecida, casi haciendo caer el ataúd de los hombros de los portadores. Atacó a los fieles en luto, golpeándoles con porras, usando granadas de humo, disparando balas de goma, asustando a los pacientes del hospital», denunciaron en el texto publicado también en nombre del patriarca latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa, y del patriarca greco-ortodoxo de Jerusalén, Teófilo III.

Reiteraron que el Hospital de San José se «enorgulleció de ser un lugar de encuentro y curación para todos, sin dar importancia a ninguna afiliación religiosa o cultural». «Y tiene la intención de seguir siéndolo. Lo ocurrido el pasado viernes hirió profundamente no sólo a la comunidad cristiana, a las Hermanas de San José de la Aparición, propietarias del hospital, y a todo el personal hospitalario, sino también a todos los pueblos que encontraron y encuentran la paz y hospitalidad en este lugar. Las Hermanas y el personal del Hospital de San José mantendrán su compromiso de ser un lugar de sanación y el trágico episodio del viernes pasado hace que este compromiso sea aún más fuerte que nunca», ratificaron los líderes cristianos en Tierra Santa, quienes repudian la agresión de la policía israelí. La reportera palestina Shireen Abu Aqleh, que era cristiana greco-melquita, fue asesinada el miércoles 11 de mayo pasado, según testigos presenciales, por el ejército israelí, durante la cobertura del asalto del ejército israelí al campamento de Jenin en Cisjordania.

Puede interesarle: Iglesias cristianas en Jerusalén resisten avance de colonos judíos

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre