Liberan al sacerdote Joe Keke, raptado junto a otro presbítero que fue encontrado sin vida en Nigeria

El presbítero y director de comunicaciones de la diócesis de Sokoto, Chris Omotosho, precisó que fue liberado el sacerdote Joe Keke, raptado junto al padre Alphonsus Bello —que fue hallado sin vida—. El padre Keke, de 75 años, fue trasladado a un centro sanitario para comprobar su estado de salud tras ser secuestrado por hombres armados, el 20 de mayo pasado.

Liberan al sacerdote Joe Keke
Foto: Facebook Catholic Diocese of Sokoto.

Los captores finalmente liberan al sacerdote Joe Keke, raptado junto al padre Alphonsus Bello, que fue hallado sin vida en las tierras de cultivo cerca de la parroquia de San Vicente Ferrer en Malunfashi, en el Estado de Katsina, en el norte de Nigeria —donde fueron secuestrados el 20 de mayo pasado—. El presbítero y director de comunicaciones de la diócesis de Sokoto, Chris Omotosho, confirmó el jueves 3 de junio que liberan al sacerdote Joe Keke.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

«Anunciamos que el padre Keke fue liberado de las manos de sus secuestradores. Agradecemos a los que rezaron por su liberación», indicó Omotosho. El presbítero, de 75 años, fue trasladado a un centro sanitario para comprobar su estado de salud tras ser raptado por hombres armados. En Nigeria, en muchos casos entre las víctimas de los secuestros con fines de extorsión se encuentran sacerdotes, religiosos y religiosas, a pesar de la prohibición expresa impuesta desde hace años por la Conferencia Episcopal de pagar rescates. El obispo de Sokoto, Nigeria, Matthew Hassan Kukah, en la vigilia fúnebre de Bello repudió a las autoridades del país, al indicar que no hacen nada para proteger a la población de la ola de violencia.

El arzobispo de Kaduna, Matthew Man-oso Ndagoso, llamó a los fieles a orar por el «arrepentimiento y conversión» de los asesinos del sacerdote, al oficiar la Misa funeral del padre Alphonsus Bello en la iglesia Nuestra Señora de los Apóstoles. Ndagoso explicó que «no podemos hablar de perdón genuino, reconciliación y paz sin antes que nada trabajar por la justicia y el juego limpio para todos». Precisó que los sacerdotes de Nigeria «viven tiempos difíciles e incluso aterradores». «Estamos sometidos a todo tipo de penurias, pero nunca angustiados. No vemos salida, pero nunca desesperamos. Nos persiguen, pero nunca nos detienen. Estamos derribados, pero todavía tenemos algo de vida en nosotros. Llevamos con nosotros, en nuestro cuerpo, la muerte de Jesús, para que la vida de Jesús también sea visible en nuestro cuerpo», reflexionó.

Puede interesarle: Realizan acciones para lograr liberación de 2 sacerdotes secuestrados en Nigeria y Camerún

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre