LA INTERVENCIÓN DE FRANCISCO EN CARITAS INTERNATIONALIS.

Por Jennifer Almendras.

Los medios digitales se centraron en 2 temas principales: la intervención que realizó el Papa Francisco en Caritas Internacional, con el nombramiento de un comisario extraordinario, y las palabras de la Iglesia en Argentina frente a la situación en el país.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

En lo que respecta a la intervención del Pontífice en Caritas InternacionalisInfobae tituló: «El Papa interviene Caritas Internacionalis ante deficiencias en la gestión» y «El Papa Francisco echó a la gerencia de Caritas a nivel mundial y nombró a un ‘comisario extraordinario’». «El papa Francisco nombró un interventor temporal para Caritas Internationalis (CI), una organización perteneciente a la Iglesia católica que agrupa 162 organizaciones nacionales que se ocupan de luchar contra la pobreza, después de que se observaron ‘deficiencias en los procedimientos de gestión’ con consecuencias para su personal», indicó este medio. La Nación destacó en el titular de la nota de Elisabetta Piqué: «El Papa Francisco echó a la cúpula de Caritas Internacional y decretó su intervención». «El Pontífice tomó esta drástica decisión después de una investigación que se hizo sobre el ambiente de trabajo de este ente que coordina las más de 150 diversas Caritas de las conferencias episcopales de todo el mundo, explicó el cardenal filipino Luis Antonio Tagle, hasta ahora presidente de CI. ‘Es el resultado de un estudio cuidadoso e independiente que no se refiere a casos de abuso sexual o mala gestión del dinero, sino que pretende ser una llamada a caminar humildemente con Dios y un proceso de discernimiento’, reveló Tagle, que leyó en una reunión plenaria de CI en Roma el decreto con el cual el Papa descabezó a la cúpula de CI», consideró Piqué. Clarín rotuló: «El Papa Francisco destituyó a la gerencia de la organización benéfica Caritas tras una dura auditoría»; mientras que Perfil: «El Papa Francisco removió a la gerencia de Cáritas Internacional por problemas de gestión y moral».

En cuanto a las palabras de la Iglesia en Argentina, La Nación tituló en una nota de Mariano De Vedia: «La Iglesia exige a los políticos ‘sentarse en una misma mesa y acordar temas urgentes’». «Es la principal preocupación de los obispos, que insisten en la convocatoria a un diálogo; existen reuniones que no trascienden, tanto con oficialistas como con opositores. Ante una consulta de La Nación, en el Episcopado insisten en que ‘no hay ninguna intención de dinamitar los puentes de diálogo’, aunque algunas voces proponen a sus compañeros obispos ‘estar más atentos para discernir en cada caso si conviene acceder o no, para evitar efectos contraproducentes como el que se produjo en Luján’. La advertencia está dirigida a ‘estar atentos’ y no repetir errores como la convocatoria realizada en septiembre para rezar por la patria, tras el atentado a Cristina Kirchner, en la basílica de Luján, que fue copada por el kirchnerismo, lo que obligó al arzobispo local, Jorge Eduardo Scheinig, a ‘pedir disculpas’ por la confusión que generó la organización que rodeó a la misa. ‘Todos estaremos más atentos. Pero esas cosas las tiene que discernir cada obispo en su diócesis’, señaló una fuente eclesiástica. El escándalo de Luján se potenció porque la basílica es un santuario nacional y excede el ámbito de una diócesis», afirmó De Vedia. Clarín destacó en el titular de una nota de Sergio Rubin: «La Iglesia no irá más a las convocatorias del Gobierno si no participa la oposición».

En otro orden de cosas, La Nación rotuló en una nota de Elisabetta Piqué: «Se jubila Leonardo Sandri, el más poderoso de los cardenales argentinos en los pasillos del Vaticano». «Después de 15 años y medio al frente de la Congregación para las Iglesias Orientales, se jubila el cardenal argentino Leonardo Sandri, que cumplió la semana pasada 79 años y conocido por haber tenido el estratégico cargo de ‘sustituto’ de la Secretaría de Estado, el tercero más importante después del Papa, durante el pontificado de Juan Pablo II (1978-2005) y en los primeros años del de Benedicto XVI, Papa Emérito. Francisco nombró al monseñor italiano Claudio Gugerotti como su sucesor al frente de lo que ahora se llama el Dicasterio para las Iglesias Orientales. ‘Hace 4 años, cuando cumplí 75, como es praxis presenté mi renuncia, pero el Santo Padre me aguantó hasta los 79’, dijo a La Nación Sandri, que definió ‘una cosa natural’ su jubilación, que entra en el orden de otras designaciones como la que hubo recientemente en el Dicasterio para la Cultura y la Educación y otras que vendrán. ‘¿Cómo me siento? A los 79 años ya no soy un pibe, me sentiré más aliviado’, comentó el cardenal, que contó que el Papa le pidió quedarse como prefecto del Dicasterio de las Iglesias Orientales hasta mediados de enero, cuando asumirá su reemplazante», aseguró Piqué.

LA INTERVENCIÓN DE FRANCISCO EN CARITAS INTERNATIONALIS.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre