Junta militar de Birmania destruyó unos 100 monasterios e iglesias

Cerca de unos 100 edificios religiosos fueron devastados por la junta militar tras el golpe de Estado que comenzó en febrero de 2021. El ejército birmano intensificó los ataques en los estados de Chin y Kayah, de mayoría cristiana, y en las regiones budistas de Sagaing y Magwe, desde diciembre pasado.

Ejército de Birmania destruyó unos 100
Foto archivo: Twitter Thomas van Linge.

La junta militar de Birmania destruyó unos 100 monasterios e iglesias en zonas donde se concentra la resistencia antigolpista, especialmente en el noroeste y sureste del país del Sudeste Asiático. Desde diciembre pasado, el ejército intensificó los ataques en los estados de Chin y Kayah, de mayoría cristiana, y en las regiones budistas de Sagaing y Magwe. A pesar de que tras el golpe de Estado de febrero de 2021 los generales juraron que pretendían proteger los lugares de culto, las pagodas y los monasterios no quedaron a salvo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

La entidad ‘Chin Human Rights Organization’ aseguró que entre febrero de 2021 y enero de 2022 el ejército devastó en Chin unas 35 iglesias y otros 15 edificios religiosos afiliados, mientras que ‘Karenni Human Rights Group’ afirmó que en Kayah, en el mismo período, dañó al menos 12 iglesias. Desde el abril del año pasado, cuando comenzó la resistencia armada de las milicias étnicas, al menos 50 edificios religiosos fueron destruidos o saqueados. A principios de mes el ejército bombardeó un monasterio en la aldea de Latpandaw, en el distrito de Yinmabin, de Sagaing, en el que asesinó al menos a 6 personas que se habían refugiado allí.

Los soldados irrumpieron en la misma zona a fines de febrero pasado en el monasterio de Chin Phone Village y utilizaron a 80 niños como escudos humanos durante 36 horas. «Cuando el abad trató de negociar con las fuerzas del régimen, le apuntaron con un arma y le impidieron salir», sostuvo un residente local, según publicó ‘Asia News’, que indicó que la junta militar de Birmania destruyó unos 100 edificios religiosos. Actualmente, el lugar funciona como centro de interrogatorios donde también se tortura y masacra a los civiles. Además, se robaron las donaciones de los habitantes, que ascendían a 50.000.000 de kyats —poco menos de 26.000 euros—.

Puede interesarle: Ejército de Birmania bombardea una iglesia y un convento

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre