Iglesia en Siria asiste a ancianos descartados

La parroquia Nuestra Señora de la Anunciación ayuda al matrimonio cristiano de Moufida y Mousa sobrevivir, puesto que un grupo de jóvenes los visita a ellos y al resto de ancianos y discapacitados de su distrito que se encuentran solos y que tienen graves necesidades. Un sacerdote misionero le acerca cada domingo la Comunión a Mousa que casi no puede caminar.

La Iglesia en Siria asiste a ancianos descartados de Alepo, como Moufida y su marido Mousa, quienes viven en la segunda ciudad más grande del país que aún se encuentra bajo los escombros. Moufida se hace cargo sola de Mousa, inválido y gravemente enfermo, tras llegar a Alepo como desplazados. Si bien los enfrentamientos terminaron en Alepo, la situación económica no cambió, dado que según los informes oficiales un 90% de la población de Siria vive bajo el nivel de pobreza.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

La parroquia Nuestra Señora de la Anunciación ayuda al matrimonio cristiano de Moufida y Mousa a sobrevivir, puesto que un grupo de jóvenes los visita con regularidad a ellos y al resto de ancianos y discapacitados de su distrito que se encuentran solos y que tienen graves necesidades. «Empezamos a ayudar con medicamentos y productos de higiene, a mayores y a enfermos. Tenemos una cocina comunitaria donde un grupo de personas cocinan tres días a la semana para llevar a la gente comida a sus casas», explica el sacerdote misionero Hugo. Una pareja de jóvenes les lleva la comida y sus medicinas, mientras conversa con Mousa y Moufida, ancianos a los que la Iglesia en Siria asiste.

El padre Hugo le acerca cada domingo la Comunión a Mousa que casi no puede caminar. Moufida recuerda la invasión de su pueblo que realizaron grupos armados islámicos. «Nos quitaron nuestra fuente de ingresos, nuestro dinero y nuestra casa. No podíamos ir a la iglesia si no llevábamos ropa que nos cubriera de pies a cabeza. Prohibieron tocar la campana de la iglesia pero nosotros seguimos rezando y haciendo la señal de la cruz en nuestras casas», enfatiza Moufida. «La Iglesia está siempre con nosotros y nuestra fe es todavía más fuerte», destaca. La fundación pontifica Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) lanzó ‘Que haya sitio en tu posada’, una campaña especial durante esta Navidad para ayudar a estos cristianos.

Puede interesarle: Jóvenes participan de marcha franciscana en Siria después de 11 años

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre