«HAY UN PROBLEMA: EL MÉDICO ME DIJO QUE NO CAMINE».

Por Jennifer Almendras.

Los medios digitales se centraron en 2 temas principales en la última semana: la salud del Papa Francisco por su problema en la rodilla y el conflicto entre las carmelitas de Salta y el arzobispo Cargnello, que tiene como cuestión de fondo el respaldo de las religiosas a la llamada ‘Virgen del Cerro’, una devoción no reconocida por la Iglesia.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

En cuanto a la salud del Pontífice, La Nación rotuló: «La salud del papa Francisco: ‘Hay un problema: el médico me dijo que no camine’». «El Pontífice les dijo a nos peregrinos de Eslovaquia que ‘esta vez’ debía ‘obedecer al médico’ a raíz de sus dolores en una rodilla. ‘Después los voy a saludar, pero hay un problema: esta pierna no va bien, no funciona, y el médico me dijo que no camine. A mí me gusta caminar, pero esta vez debo obedecer al médico’, dijo Francisco al grupo de peregrinos llegados de Eslovaquia», precisó este portal. El mismo medio tituló: «El Papa sufre una rotura de ligamentos en la rodilla derecha que tiene que tratarse con infiltraciones». «El estado de la pierna del Papa no parece mejorar y su equipo médico le ha recomendado reposo. El Pontífice arrastra una lesión en la rodilla derecha que le impide estar mucho tiempo de pie y dificulta su caminar lo que se hizo evidente en las celebraciones de Semana Santa. Esto ha influenciado su agenda para evitar desplazamientos innecesarios y tener que estar de pie demasiado tiempo. Por ejemplo, no puedo presidir la misa del domingo de Misericordia», indicó. Infobae destacó en sus titulares: «Dolor de rodilla obliga al Papa a permanecer sentado durante audiencia semanal», «El Papa será sometido a una infiltración de rodilla para aliviar el dolor» y «El Papa Francisco recibirá infiltraciones por el dolor de rodilla que le impide caminar». «El Pontífice sufre un desgarro de ligamentos. Según distintos medios, si no mejora su situación se analiza la posibilidad de una cirugía, aunque esta sería la última opción. El Papa explicó que se tiene que someter a infiltraciones para superar el dolor de rodilla que le está impidiendo caminar y realizar algunas de sus actividades, en una entrevista publicada este martes en el diario ‘Corriere della Sera’», enfatizó este sitio. Clarín tituló en una nota de Julio Algañaraz: «La salud del Papa Francisco: le ordenan diez días de reposo total y le infiltran la rodilla derecha». «Es por la dolorosa artrosis que lo ha obligado a suspender varias citas. El Pontífice tiene una cargada agenda de viajes por delante», sostuvo Algañaraz. El mismo medio también rotuló: «El Papa Francisco, limitado por sus dolores de rodilla: ‘No puedo caminar, me lo ha pedido el médico’». Perfil destacó en sus titulares: «El Papa quiere ir a Moscú pero recibirá infiltraciones en su rodilla para superar el dolor» y «El Papa Francisco, con dolores en una pierna: ‘El médico me dijo que no caminara’». «El Sumo Pontífice padece un desgarro de ligamentos en la rodilla derecha que le impide caminar y deberá ser infiltrado para combatir el dolor. Se analiza la posibilidad de que sea operado. Mientras tanto, Francisco piensa en viajar a Moscú», enfatizó este medio.

Sobre el conflicto entre el arzobispo Cargnello y las carmelitas de Salta, La Nación tituló en las notas de Gabriela Origlia: «Sigue la grieta en la Iglesia y el Vaticano se expidió sobre el caso de las monjas de Salta: qué les ordenó», «Ahora los sacerdotes de Salta se pronunciaron sobre la denuncia de violencia de género de las monjas y se profundiza la grieta en la Iglesia» y «Grieta religiosa: suspenden la audiencia judicial porque no estará el arzobispo salteño denunciado». «Quedó suspendida la audiencia judicial por el conflicto entre el Arzobispado de Salta y las monjas carmelitas descalzas del convento San Bernardo, quienes lo denunciaron por supuesta violencia de género. El arzobispo Mario Cargnello no estará porque, desde antes, tenía programada su presencia en la Conferencia Episcopal Argentina toda la semana en la ciudad de Buenos Aires. Otro de los denunciados, el obispo emérito, Martín De Elizalde —’visitador’ del monasterio designado por la Santa Sede— no pudo ser citado, porque cambió su domicilio y aunque ya se emitió la nueva notificación, no llegará a tiempo. El tercer denunciado es el cura colaborador de la Catedral de Salta, Lucio Ajalla. Aún no se comunicó la nueva fecha de la audiencia. El conflicto de fondo entre las partes es, como lo deja transparentado el documento de la Santa Sede de fines de marzo, el respaldo de las carmelitas a la ‘Virgen del Cerro’, una devoción que no es reconocida por la Iglesia institucionalmente», explicó Origlia. Infobae rotuló: «Argentina: monjas denuncian arzobispo y curas por violencia», mientras que Clarín en una nota de Sergio Rubin: «Los sacerdotes de Salta apoyaron al arzobispo denunciado por violencia de género contra monjas».

Entre orden de cosas, La Nación tituló en una nota de Mariano De Vedia: «La Iglesia alertó sobre ‘un contexto reticente al diálogo’ y fustigó las ‘operaciones de prensa’». «El obispo Oscar Ojea habló en la apertura de la asamblea episcopal; reclamó mecanismos de encuentro y cuestionó la ‘instalación de la mentira’», sostuvo De Vedia. Infobae destacó en su titular: «La Iglesia alertó por la profundización de la grieta: ‘Hay un contexto reticente al diálogo y afecto al monólogo’»La Nación rotuló en una nota de Mariano De Vedia: «Auditoría del Vaticano: el Arzobispado porteño afirmó que ‘en ningún caso se detectaron delitos o negociados’». «Confirmó la inspección enviada por la Santa Sede y dijo que puso a su disposición ‘toda la documentación’; el cardenal Poli se reunirá mañana con Francisco en Roma. El arzobispado explicó los motivos del viaje del cardenal Poli, a raíz de ‘publicaciones periodísticas’ y dijo que la finalidad de la visita de miembros de la Congregación para el Clero era ‘informarse sobre el proceso sinodal y la mayor participación de agentes pastorales en el marco sinodal que está caminando la arquidiócesis, incluyendo los aspectos administrativos y económicos’», precisó De Vedia.

«HAY UN PROBLEMA: EL MÉDICO ME DIJO QUE NO CAMINE».

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre