«Hay que pedir libertad de obispo Álvarez, sacerdotes y laicos; no hay que negociar con personas»

El obispo auxiliar y exiliado de Managua, Silvio Báez, exhortó a implorar por el prelado «Rolando Álvarez, por los sacerdotes de Matagalpa, los laicos y por todos los presos políticos». «Hay que pedir por la libertad. No hay que negociar con personas porque son inocentes. Confiemos en el Dios de la vida y de la libertad, que Él va a escuchar nuestras oraciones», en la Misa que presidió en Miami.

El obispo auxiliar y exiliado de Managua, Silvio Báez, aseguró que «hay que pedir por la libertad» del obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, quien es actualmente prisionero domiciliar en la capital de Nicaragua, y los sacerdotes y laicos que también fueron detenidos por la policía sandinista, y que «no hay que negociar con personas porque son inocentes», en la Misa que presidió en la parroquia Saint Agatha en Miami, Estados Unidos, el domingo 21 de agosto.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Quiero dirigir una palabra de cariño y de consuelo a mis hermanos nicaragüenses. Desde acá quiero que sepan que estoy sufriendo con ustedes. Rezando mucho por Nicaragua y por nuestra Iglesia. Confiemos en el Señor y pidamos por monseñor Rolando Álvarez, por los sacerdotes de Matagalpa, los laicos y por todos los presos políticos», precisó Báez. «¡Hay que pedir la libertad! No hay que negociar con las personas, porque son inocentes. Confiemos en el Dios de la vida y de la libertad, que Él va a escuchar nuestras oraciones», exhortó.

El prelado invitó también a una Misa que se realizó el lunes 22 de agosto en la que se imploró por la Iglesia «martirizada de Nicaragua» y por los que sufren bajo el gobierno sandinista. Solicitó en su homilía a los poderosos de la tierra a no ser «pequeños dioses» e indicó que no toda persona puede «atravesar la puerta» de la salvación. «La salvación es un don de Dios ofrecido a todos… Dios es bueno, pero no es permisivo e indiferente frente a nuestro modo de comportarnos. La salvación es un don gratuito pero exigente», ratificó.

Puede interesarle: Obispo Álvarez permanece bajo «resguardo domiciliar» en Managua por policía sandinista

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre