Grupo de musulmanes ataca e incendia iglesias tras asesinar a cristiana en Nigeria

Los jóvenes musulmanes, liderados por algunos adultos, atacaron la catedral de la Sagrada Familia en Bello Way, donde destruyeron ventanas de la iglesia, las de la secretaría y vandalizaron un autobús de la comunidad en el recinto. Los agresores también atacaron y quemaron parcialmente la iglesia de Saint Kevin y rompieron ventanas del nuevo hospital, aún en construcción.

Grupo de musulmanes ataca e incendia
Foto: YouTube TVC News Nigeria.

Grupo de musulmanes ataca e incendia iglesias tras asesinar a Deborah Yakubu, una estudiante cristiana en Sokoto, en el norte de Nigeria. La turba salió a las calles a quemar y destrozar templos después que la policía detuvo a los asesinos de la joven, que fue lapidada y quemada viva tras ser acusada supuestamente de blasfemia por un presunto mensaje de vos de WhatsApp. Tras la situación, el gobierno regional decretó un toque de queda.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El sacerdote y director de comunicaciones de la diócesis de Sokoto, Christopher Omotosho, explicó la situación en esta ciudad de 600.000 habitantes, en un comunicado. La jurisdicción eclesiástica tiene unos 17.000.000 de habitantes, pero los católicos son apenas unos 40.000, organizados en menos de 30 parroquias. «El gobierno del estado de Sokoto declaró el toque de queda de 24 horas para ayudar a detener las protestas de jóvenes musulmanes en la capital estatal hoy», indicó Omotosho, después que el grupo de musulmanes ataca e incendia templos. Los jóvenes musulmanes, liderados por algunos adultos, atacaron la catedral de la Sagrada Familia en Bello Way, donde destruyeron ventanas de la iglesia, las de la secretaría y vandalizaron un autobús de la comunidad en el recinto.

En inglés.

Los agresores también atacaron y quemaron parcialmente la iglesia de Saint Kevin y rompieron ventanas del nuevo hospital, aún en construcción. «Los matones también atacaron el Bakhita Center en la calle Aliyu Road y quemaron un autobús en las instalaciones», explicó el padre Christopher, en su comunicado, en el que agradece que durante los ataques «no hubo pérdidas humanas». Aseguró que habrían seguido con los destrozos si la Policía no hubiera llegado a dispersar a la turbamulta violenta. El propio obispo de Sokoto, Matthew Hassan Kukah, solicitó al gobernador de Sokoto, Alhaji Amino Tambuwal, un toque de queda, que se decretó con rapidez. «El obispo pide a los cristianos que sigan respetando la ley y recen por el retorno a la normalidad», aseguró, después que todas las Misas en Sokoto fueron suspendidas hasta que se levante el toque de queda.

Puede interesarle: Turba de musulmanes lapida y quema viva a cristiana acusada de blasfemia en Nigeria.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre